Deportes

¿Quién dijo que hay diferencias entre el Guma y el Rubio?

Pablo Velázquez, la principal figura que tiene Rubio Ñu y uno de los goleadores del Apertura (10), inició su carrera profesional en el club Libertad, donde estuvo cuatro años pero casi sin chances de jugar. Este año fue cedido al recién ascendido Rubio Ñu, donde le dieron la oportunidad de jugar y el delantero respondió con goles. "En Libertad no me sentía muy cómodo, en todos los sentidos", lanzó Velázquez.

Con solo 22 años, Pablo César Velázquez es hoy una de las figuras que tiene el torneo Apertura, donde comparte el primer lugar de la tabla de goleadores con el luqueño Daniel Ferreira (10 tantos).

Su historia no es nueva, ya que lo mismo sucedió el año anterior con el Pájaro Benítez, quien sin cabida en Libertad fue cedido a Sol de América y allí se consolidó como goleador de la temporada.

Velázquez llegó en 2003 al gumarelo y los cuatro años siguientes pasó más tiempo haciendo banco y jugando en otras divisiones que en el equipo principal. Chiqui Arce, quien acababa de ascender con Rubio Ñu a Primera y lo conocía de la época que estuvo en Libertad, no dudó en solicitar su contratación.

El juvenil delantero encontró en este club la gran oportunidad de mostrarse en Primera y comenzó a destacarse en lo que sabe: marcar goles. "pasa por la motivación de cada jugador. En Libertad no me sentía muy cómodo, en todos los aspectos. En cambio acá, me siento cómodo desde el primer día que llegué con la confianza del técnico y los compañeros, además del apoyo de la gente, lo que me hace sentir tranquilo", dijo Velázquez al programa "Punto Penal", al explicar el gran momento que está viviendo.

"No me puedo quejar del club, porque tiene todas las comodidades", añadió. "No fue un cambio muy grande porque aquí realmente estoy muy cómodo y tengo todo lo que necesito. No solamente porque está Chiqui, sino porque están Osvaldo Cohener y otros experimentados como el Toro Acuña (se prepara para el Clausura), que siempre me dan una mano", agregó al hacer una comparación con Libertad, que es conocido por el buen trato que ofrece a su plantel.

Y tan bien se siente Pablo en Rubio Ñu, que asegura que si no logra una transferencia prefiere seguir en La Arboleda que retornar al club dueño de su pase. "Estoy por un año, con opción de que Libertad me pida a los seis meses; yo quiero una transferencia a mitad de año, pero si no se da prefiero seguir hasta diciembre con Rubio Ñu", afirmó.

PIENSA EN OLIMPIA. Este sábado, Rubio Ñu recibe a Olimpia, en el Defensores del Chaco. El equipo viene de sufrir una derrota ante Guaraní, pero están decididos a repetir la hazaña de la primera rueda (1-0 en Para Uno).

"Tenemos esa ilusión, estamos trabajando para ganar", reconoció Velázquez. "Lo que pasó en el partido pasado hay que dejarlo atrás porque las grandes cosas que conseguimos en la primera rueda no fueron por casualidad. Tenemos que trabajar sobre el error, porque hacemos un gran partido y de contra nos liquidan", agregó.

Dejá tu comentario