Nacionales

¿Qué pasará con la banca de Ulises Quintana?

Los escándalos en el Parlamento no dan tregua y siguen dando de qué hablar. El ojo de la tormenta se posa esta vez sobre el diputado colorado Ulises Quintana, quien este viernes pasará su primera noche en una celda de Viñas Cué. Sin embargo, la pregunta ahora gira en torno a ¿qué pasará con su banca?

A casi tres meses de haber ingresado en los escaños del Congreso, el diputado Ulises Quintana se convirtió en el primer legislador de los últimos periodos en ir a la cárcel. Esto tras verse implicado con el supuesto narco Reinaldo Javier Cabaña, alias Cucho.

Este viernes, tras asistir a la audiencia de imposición de medidas y haber solicitado medidas alternativas a la cárcel, finalmente, se decretó que guarde prisión en Viñas Cué.

La tormenta se traslada así a la Cámara de Diputados, donde quedará vacía su banca. La duda se acrecienta debido a que en las páginas del reglamento interno no se encuentra claramente estipulado cómo accionar si un legislador va a prisión.

En su artículo 18 contempla que: “El diputado accidentalmente impedido para asistir a la sesión, dará aviso por escrito al Presidente, quien notificará por Secretaría a la Cámara. Si la inasistencia tuviere que durar más de tres sesiones consecutivas o cinco alternadas, será necesario el permiso de la Cámara, la que decidirá si la licencia será con o sin goce de dieta, según sea el caso”.

Lea más: Diputado Ulises Quintana se presenta ante la Justicia

De igual forma, en el artículo 23 se establece que: “En caso de exclusión, renuncia, inhabilidad, muerte o permiso de un diputado ya incorporado, le sustituirá el suplente que figure en el orden de precedencia en la lista proclamada del partido político al cual pertenece”

El director de Asuntos Jurídicos de la Cámara Baja, Luis Cáceres, explicó a Última Hora que en este caso se convocará a una sesión extraordinaria en las próximas 12 horas y automáticamente se dará juramento al suplente número uno del departamento de Alto Paraná.

Siendo así, su banca sería ocupada por Rocío Abed de Zacarías, esposa del diputado Justo Zacarías Irún.

“Una vez que termine su impedimento accidental (Ulises Quintana) podrá reincorporarse al Congreso. La pérdida de investidura solo se podrá dar si hay una condena firme y comprobada”, detalló Cáceres.

Imputado por tráfico de drogas

El diputado es sometido a una investigación fiscal tras verse vinculado al supuesto narco Reinaldo Javier Cabaña, alias Cucho. Está imputado por tráfico de drogas en carácter de cómplice, asociación criminal, enriquecimiento ilícito, lavado de dinero y tráfico de influencias.

Nota relacionada: Diputado Ulises Quintana va a la cárcel militar de Viñas Cué

A raíz de ello, la Cámara de Diputados aprobó su desafuero y la Fiscalía dictó una orden de captura en su contra; sin embargo, permaneció desaparecido durante más de una semana, hasta la fecha indicada para su audiencia preliminar.

Este viernes el juez Rubén Ayala Brun, bajo el argumento de un posible peligro de fuga, decretó que el legislador guarde reclusión en la cárcel militar de Viñas Cué.

El Ministerio Público aludió que el rol principal del legislador dentro de la organización delictiva fue impedir que las autoridades de seguridad intervengan en las actividades ilícitas.

Elementos vinculantes

El fiscal Isaac Ferreira realizó una lectura general de los hechos que vinculan al diputado Ulises Quintana con el supuesto narco Reinaldo Cabaña, tales como el apoyo financiero que habría recibido durante la campaña electoral, la utilización de la camioneta y las conversaciones mantenidas entre ambos.

Hizo referencia a seis llamadas interceptadas judicialmente en las que Quintana habría influido, en su condición de diputado, en la liberación de Diego Medina Otazú, secretario del presunto narco.

Medina había sido retenido por efectivos policiales en una barrera montada por agentes de la Comisaría de Nueva Londres, Departamento de Caaguazú, cuando se dirigía a Asunción. El hombre tenía en su poder USD 190.000.

Según el relato de Ferreira, en la comunicación, Quintana había consultado a Cucho si el dinero estaba limpio o se debía maquillar. Dejando al descubierto que estaba al tanto de las actividades ilícitas del empresario.

El político, además, tenía en su poder una lujosa camioneta de la marca Toyota Land Cruiser, de color negro, con chapa JJX 009, propiedad de Reinaldo Cabaña.

Dejá tu comentario