Política

"Que este sea el último Día del Padre sin saber dónde está papá"

Mientras las autoridades nacionales y aquellos encargados de la seguridad en nuestro país hoy festejan con sus hijos el Día del Padre, recibiendo abrazos o compartiendo el tradicional asado en familia, la realidad para muchas de ellas es totalmente distinta. La familia Denis lleva más de 640 días sin saber nada de su padre, el ex vicepresidente de la República Óscar Denis, secuestrado en setiembre del 2020 por el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

Desde ese día, la vida cambió para Beatriz, Lorena y Silvana Denis, y los días como hoy en que se celebra el Día del Padre calan mucho más hondo. La polca chamamé, la preferida del ex vicepresidente, ya no suena como antes.

Beatriz Denis, hija del político liberal, volvió a pedir al Gobierno que haga más por la liberación de su padre.

Pero pese a los incesantes pedidos, desde las más altas esferas gubernamentales ya nada hacen para devolver la esperanza a esta familia.

“Hemos caminado un sendero largo y difícil, más corto incluso que el camino que vienen transitando los familiares de Edelio y Félix, pero igual de doloroso. Y ese dolor se acrecienta con la inactividad y la ineficiencia de un gobierno que no ha sabido enfrentar el crimen organizado, que no ha estado a la altura de esta modalidad delictiva que tiene su casa central en Paraguay desde hace dos décadas. Hoy no hablamos solo de secuestradores del EPP, hablamos de la existencia de otros grupos criminales también que operan con la complicidad de quienes debieran combatir estos crímenes. Hemos repetido una y otra vez, que si el EPP opera hace más de 20 años en Paraguay es o porque ninguna de las autoridades de turno ha sabido enfrentarlo o porque no le interesa hacerlo”, expresó Beatriz, la principal vocera de la familia.

“Hemos golpeado muchas puertas, algunas se han abierto para exhortar a Paraguay que tome como prioridad el problema que significa el EPP para la seguridad nacional como un derecho humano básico y fundamental para todos, pero pareciera que ni la voz del propio papa Francisco o la alta comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, han despertado el interés de un gobierno adormecido. Deseamos que de una vez por todas nos digan dónde está el EPP al que están buscando desde hace 20 años, que nos digan dónde está Edelio y dónde está Félix, y que este sea el último Día del Padre sin saber dónde está papá”, agregó.

DERECHO A LA VERDAD. “Saber dónde está un familiar desaparecido, qué fue de él y cuáles fueron sus circunstancias es un derecho humano. Este derecho empezó a tomar fuerza en la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, a raíz de las desapariciones forzadas ocurridas durante las dictaduras militares en Latinoamérica. La responsabilidad estatal no es solo una responsabilidad por acción, los Estados también tienen una responsabilidad por omisión cuando no evitan que ocurra una violación de derechos humanos, pudiendo hacerlo, y una responsabilidad por aquiescencia, cuando permiten que una situación violatoria de DDHH se siga manteniendo”, señala por su parte Alejandra Peralta, experta en DDHH.

No hablamos solo de secuestradores del EPP, hablamos de la existencia de otros grupos criminales que operan en complicidad.

Este dolor se acrecienta con la inactividad y la ineficiencia de un gobierno que no enfrentó al crimen organizado. Beatriz Denis, hija de Óscar Denis.

Dejá tu comentario