Nacionales

Puerto Casado: Por déficit sanitario mujer da a luz a bebé muerto en una deslizadora

Una mujer de Puerto Casado, Departamento de Alto Paraguay, dio a luz a un bebé muerto en una deslizadora, cuando se dirigía al Hospital Regional de Concepción. Fue derivada a este centro asistencial porque ya no le podían practicar estudios en su localidad, debido a un corte de luz.

Ante las contracciones que sintió, Magdalena Burgos acudió este miércoles bien temprano al Centro de Salud de Puerto Casado, Alto Paraguay, donde al poco tiempo de su llegada se registró un corte de energía eléctrica.

“El doctor me atendió y me llevó a la sala de quirófano para examinarme, me dijo que la dilatación estaba en tres y medio recién y que faltaba mucho todavía, pero yo le dije que mi panza estaba toda dura”, contó la madre a Última Hora.

Fue preparada para ser inspeccionada con una ecografía por el médico Emigdio Riveros, del centro asistencial. Sin embargo, cuando comenzó la inspección se cortó la luz.

“Me dijo que iba a examinar si su corazoncito latía bien, cuando volviera la luz, pero como no volvía, entonces probó con un aparatito”, describió Burgos sobre el estetoscopio de Pinard, que es una herramienta para escuchar latidos del feto.

“'Pienso que el bebé ya está muerto, y si está muerto ya le tenemos que sacar', me dijo, mientras yo seguía con mis contracciones”, relató la paciente, quien alegó que aún así el doctor le hizo esperar hasta que se coordinó su traslado al Hospital Regional de Concepción.

Dio a luz en el camino

A Magdalena Burgos la tuvieron que trasladar en una deslizadora, que opera como ambulancia por río, pero en ese momento no funcionaba. Paraba cada cinco o diez minutos, en tanto, la mujer sentía que sus contracciones aumentaban. “El dolor era intenso en ese momento, yo ya no aguantaba más”, indicó.

Se trasladaron a otra deslizadora, que es de la Gobernación de Alto Paraguay, y que el doctor Emigdio Riveros solicitó.

Cuando llegaron a la localidad de Tres Cerros, zona fronteriza con Puerto Casado, Magdalena dio a luz en la deslizadora, pero no se quedaron ahí porque el hospital local no contaba con médicos obstetras. Fue derivada hasta el puesto sanitario más cercano, el Centro de Salud de Vallemí, y ya no llegó al Hospital Regional de Concepción.

Luis Areco, director en Vallemí, dijo que, por su coloración, el bebé nació sin vida. Además, dio la pauta de que ya estaba muerto en el útero por lo menos dos a tres días antes. A la mujer, tras la expulsión, se le retiró la placenta de su interior y se le realizó un procedimiento para que no queden restos.

Asimismo, señaló que este hospital es, por lo general, el centro de referencia para Puerto Casado, que no cuenta con laboratorios. Por esta razón, los pacientes con casos complejos tienen que ser derivados ahí. “Prácticamente, la gente de Alto Paraguay vienen mucho acá”, aseguró.

Médico de Puerto Casado

Como en el Centro de Salud de Puerto Casado no había profesionales obstetras atendiendo en el turno que asistió Magdalena Burgos, tuvo que ser atendida por el director, Emigdio Riveros, quien también brindó declaraciones para Última Hora.

El médico afirmó que utilizó el estetoscopio de Pinard para examinar a la paciente, debido a que no contaban con energía eléctrica y no podían realizar la ecografía. Sobre esa inspección, dijo que no escuchó nada.

“Yo hice la prueba de dinámica uterina también y sí tenía, débil, pero tenía dinámica. Es decir, su útero se contraía, pero en muy baja intensidad. Sin embargo, yo no sentí movimiento fetal, al tocar con la mano”, especificó.

Admitió que en la primera ecografía no vio ningún movimiento fetal, pero que después de eso ya no pudo corroborar algo más certero, debido a la falta de luz.

Sostuvo que la paciente tenía un control prenatal bastante completo y que en su última consulta –de hace dos días–, sin embargo, presentó preeclampsia, que significa un aumento de la presión arterial después de las 20 semanas de gestación, explicó sin entrar en más detalles.

Muertes de madres y recién nacidos

El Ministerio de Salud Pública, en el marco de la Movilización Nacional “Cero Muertes Evitables”, señaló en julio de este año que se logró disminuir en un 30% las muertes maternas y en un 18,6% la tasa de mortalidad neonatal por cada 1000 nacidos.

La cartera sanitaria informó que estos indicadores no se habían modificado a favor de las madres y los recién nacidos durante dos décadas en Paraguay. La movilización inició hace cuatro años.

Una de las acciones que impulsa la iniciativa estatal, por ejemplo, incluye la dotación de infraestructura, equipamientos e instrumentales a los servicios de salud.

Dejá tu comentario