Nacionales

Prohibición de teoría de género pasa a instancia internacional

El Grupo Impulsor del Informe Sombra de Paraguay presentó este lunes cuatro reclamos ante la Convención para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (Cedaw). La prohibición de difusión de material sobre teoría de género fue una de las quejas.

El Comité de Cedaw examina a Paraguay en su 68º Sesión, que inició este lunes y se extenderá hasta el 11 de noviembre, en el Palais des Nations, sede de Naciones Unidas, en la ciudad de Ginebra, Suiza.

La abogada paraguaya Mirta Moragas manifestó que uno de los puntos preocupantes son los ataques a la igualdad de género y fundamentalismos en el país.

Recordó que el 5 de octubre de 2017, por Resolución Nº 29.664, el Ministro de Educación y Ciencias, Enrique Riera, prohibió la difusión y utilización de materiales impresos como digitales referentes a la teoría y/o ideología de género en instituciones educativas.

"Esto sucedió luego de un tiempo en que se intensificaron expresiones anti derechos de las mujeres, a partir de creencias religiosas conservadoras y fundamentalistas que descalifican el concepto de género y señalan a la igualdad de género como un peligro que debe ser erradicado, no como un aporte y un bien para la humanidad", señaló.

Para la abogada, con la frase "ideología de género" se producen ataques a las luchas históricas de las mujeres por la igualdad, con base en una serie de falsedades.

Por otro lado, indicó que se han sucedido ataques a defensoras de derechos de las mujeres y activistas feministas, quienes reciben amenazas explícitas a través de diarios y redes sociales, y se registran ataques violentos y crímenes de odio a mujeres trans.

El segundo punto se refiere a la discriminación a las trabajadoras domésticas remuneradas. Moragas explicó que en el país persiste la discriminación legal y explícita hacia ellas, para quienes se establece un 60% del salario mínimo legal que perciben los demás trabajadores.

El tercer reclamo son las debilidades en la institucionalidad democrática y en el acceso a la justicia, ya que, según manifestó, las debilidades del Estado de Derecho en el Paraguay dificultan y hasta impiden la realización de derechos establecidos por el propio Estado.

Dio como ejemplo que numerosas investigaciones de violencia contra las mujeres son reportadas a la Policía, pero esta no las remite a la Fiscalía. Además, se registran muchos casos de detenciones arbitrarias a mujeres campesinas, estudiantes, lesbianas, bisexuales, trans y trabajadoras sexuales.

"Adicionalmente, el acceso a la justicia se ve dificultado también por otras instancias estatales, como la Fiscalía y la propia judicatura. Frecuentemente los casos de acoso, violación y otras formas de violencia, como los feminicidios, quedan impunes debido a las dificultades para la denuncia y a una inadecuada persecución penal por parte de la Fiscalía", sostuvo.

Por último, mencionó la mortalidad materna, el embarazo forzado en niñas y el aborto inseguro, ya que afirmó que en el país cada día hay un parto de dos niñas entre 10 y 14 años, fruto de embarazos forzados por abusos sexuales, por ausencia de políticas adecuadas de educación integral de la sexualidad y por una débil política de prevención y protección de niñas y adolescentes contra el abuso sexual.

Indicó que la mortalidad materna, pese a una tendencia descendente, ha aumentado nuevamente en los últimos tres años y el aborto es la causa de un 25% de estas muertes.

Agregó que la penalización casi absoluta del aborto afecta desproporcionadamente a niñas y a mujeres en situación de desventaja, como mujeres pobres, indígenas y de zonas rurales, exponiéndolas a la muerte y a graves afectaciones para su vida y su salud, reporta el sitio Informativo Mujer.

El Grupo Impulsor del Informe Sombra a Cedaw está constituido por la Coordinación de Mujeres del Paraguay (CMP), el Comité de América Latina y El Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres – Paraguay (Cladem Py), la Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay (Codehupy), el Centro de Documentación y Estudios (CDE) y el Equipo Feminista de Comunicación (EFC).




Dejá tu comentario