Mundo

Primo de Macri admite que hizo pago ilegal para campañas del kirchnerismo

 Ángelo Calcaterra fue hasta el 2017 el titular de la compañía constructora IECSA, que hasta años antes era parte del conglomerado de la familia fundado por Franco, el padre del actual presidente argentino.

EFE-AFP

BUENOS AIRES - ARGENTINA

El empresario Ángelo Calcaterra, primo del presidente de Argentina, admitió ante un juez que hizo aportes ilegales a las campañas del kirchnerista Frente para la Victoria de 2013 y 2015, en la causa en la que se investiga una presunta red de coimas a funcionarios públicos.

Quien hasta el 2017 fue dueño de la constructora IECSA, una de las más beneficiadas con contratos de obra pública durante los gobiernos de Néstor Kirchner (2003-2007) y Cristina Fernández (2007-2015), se presentó este lunes a declarar voluntariamente en el caso, por el que ya fue detenido, entre otros ex altos cargos y empresarios, Héctor Javier Sánchez Caballero, ex directivo de Iecsa.

Fuentes del caso –que está bajo secreto de sumario– informaron a La Nación, diario que destapó el escándalo de la presunta red de sobornos, que el primo hermano de Macri reconoció haber hecho pagos en negro a ex funcionarios de los gobiernos kirchneristas, pero sostuvo que fue presionado para realizarlos.

Iecsa había sido fundada por Franco Macri, padre del presidente, y creció como beneficiaria de grandes obras públicas. En el 2007 la transfirió a su sobrino Calcaterra, primo hermano del presidente.

“Lo que está pasando representa un cambio enorme en la Argentina, empresarios cercanos al presidente se presentan en la justicia, no hay impunidad para nadie”, destacó la diputada Elisa Carrió en un mensaje en Twitter.

Según la fiscalía, los supuestos sobornos eran pagados por los empresarios en un aceitado sistema de recaudación que implicaba el traslado de bolsos con dinero hacia la Casa Rosada, la residencia presidencial de Olivos en las afueras de Buenos Aires o el domicilio privado de los Kirchner.

Los sobornos eran recibidos en las cocheras de algunas empresas y en algunos casos de mano de los propios ejecutivos.

El viernes se entregó Juan Carlos de Goycochea, ex responsable en Argentina del grupo constructor y energético español Isolux Corsan, y también pidió ingresar al programa de “imputado-colaborador” para lo cual debe portar datos significativos a la investigación.

Dejá tu comentario