País

Primer satélite paraguayo entrará en operación a mediados de 2020

Se trata de un nanosatélite, bautizado Guaranisat-01. Está siendo desarrollado, en Japón, por dos ingenieros paraguayos y una de sus misiones será detectar vectores de plagas y enfermedades.

“Estamos muy entusiasmados porque, por primera vez, Paraguay tendrá acceso al espacio”, afirmó ayer Alejandro Román, director de la Agencia Espacial del Paraguay (AEP), en el marco de la III Conferencia Espacial del Paraguay, cuyo lema fue Paraguay al Espacio. El satélite entrará en órbita hacia el mes de julio de 2020 y una de diez misiones será el monitoreo de vectores de enfermedades epidemiológicas en el Chaco.

Aníbal Mendoza y Adolfo Jara –uno cursa un doctorado y el otro un magíster– son los ingenieros paraguayos que desarrollan este proyecto en el Instituto Tecnológico de Kyushu (Kyutech); dentro de un programa académico de Naciones Unidas, en alianza con la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial (Jaxa).

Román explicó que toda la parte logística, administrativa, técnica y legal es financiada por la AEP con una inversión total de USD 280.000.

“El lanzamiento está previsto alrededor de marzo o abril del próximo año y la puesta en órbita, en julio. Recién ahí el satélite entrará en operación de manera oficial”, refirió al indicar que el satélite se podrá operar con una red de estaciones terrenas en Asunción conectada con otros países.

Alcance. Mediante la miniaturización de los componentes tendrá prestaciones para varias misiones. “La más importante para nosotros es la detección de los vectores del mal de chagas en el Chaco: Se tendrán varias trampas en terreno y (a través de sensores) se detectarán la presencia del bicho, el satélite bajará la información a la Universidad Nacional de Asunción (UNA) y de ahí se mapean los resultados como para que las autoridades puedan hacer mecanismos de prevención”, resumió y señaló que si la prueba da resultados satisfactorios puede ser extendida a otras áreas: “A la agricultura para detectar la presencia de plagas en zonas de cultivos, detectar otros vectores como el mosquito, etcétera”.

Pero, según postuló, el principal objetivo de esta misión “es el aprendizaje”. Ganar las capacidades necesarias –dijo– para generar la infraestructura y la tecnología espacial en Paraguay de aquí en adelante. “Estamos formando ingenieros en Japón, en Taiwán, en Rusia; vamos a enviar gente a Inglaterra, a Estados Unidos y otros países. Y vamos a tener lo mejor de varias escuelas en este proyecto que es a largo plazo”, comentó.


Gracias a satélites se puede mejorar la productividad, cualitativa y cuantitativa, usando tecnología especial. Alejandro Román, director de la AEP.



Resta invertir más en investigación
Uno de los puntos abordados ayer en la tercera conferencia espacial fue la necesidad de implementar como política de Estado la financiación en investigación, desarrollo e innovación en Paraguay.
Actualmente se destina solo 0,02% del producto interno bruto (PIB) a investigación, a diferencia de países en la región que van de 4% para arriba. El camino es aumentar “por lo menos al 3% del PIB”, según coincidieron los panelistas en el encuentro, realizado en el Banco Central del Paraguay (BCP). Se puso énfasis en que desde la academia se debe propiciar el financiamiento del desarrollo aeroespacial en el país.

Dejá tu comentario