Política

Presidentes de 18 seccionales dejan Honor Colorado

 

Un total de 18 presidentes de seccionales coloradas del Departamento de Itapúa, que pertenecían al movimiento Honor Colorado, decidieron ayer oficializar su paso al movimiento oficialista Colorado Añetete, que en la zona es liderado por el diputado Colym Soroka.

El legislador manifestó su contento por la decisión asumida por sus correligionarios de la zona y señaló que en gran medida este paso se debe a la falta de liderazgo en el departamento por parte de Honor Colorado, tras la trágica muerte de Luis Gneiting.

Indicó que de las 33 seccionales que existen en el departamento, 20 ya están con el oficialismo, además de otras que corresponden a movimientos aliados a Añetete.

“Para mí fue muy grata la postura que asumieron y hoy (ayer) los presidentes de seccionales manifestaron que con la ausencia de Gneiting ellos quedaron muy huérfanos y vieron en mí la oportunidad de trabajar, de construir algo distinto. Ellos vinieron sin pedir nada a cambio”, aseguró.

Señaló que la idea es conformar un gran equipo en el departamento con su liderazgo y que agradecía la confianza de los principales dirigentes de base. “Todavía con lo joven que soy, tener el respaldo de ellos es muy importante”, acotó.

Dijo que el compromiso que asumieron es el de trabajar para la gente.

En cuanto a la decisión asumida por el gobernador de Itapúa, Juan Schmalko, de también pasarse a filas del oficialismo, mencionó que representa algo muy interesante para el movimiento, pero que hasta el momento no tuvo oportunidad de conversar con el jefe departamental.

cartismo. Por su lado, el diputado del cartismo Walter Harms, quien también es presidente de una seccional de Encarnación, descartó cualquier posibilidad de seguir el camino de la mayoría de sus colegas y de sumarse al oficialismo.

Indicó que sigue firme en Honor Colorado y lamentó que los principales dirigentes de Colorado Añetete no busquen la unidad partidaria, ya que cada vez que desde su sector pretenden un acercamiento reciben puñaladas.

Harms y Soroka son concuñados y mantienen una marcada rivalidad no solamente en posturas partidarias, también sobre proyectos.

Dejá tu comentario