Política

Presidente dijo no tener injerencia en la Justicia y afirmó que prefiere ser débil

 

El presidente de la República Mario Abdo Benítez negó ayer que la prisión preventiva decretada por la Justicia contra el diputado Ulises Quintana guarde alguna relación con una eventual vendeta en contra del legislador por su acercamiento hacia el cartismo.

El jefe de Estado negó tener injerencia en la Justicia. Aclaró que Quintana sigue formando parte del movimiento Colorado Añetete.

“Estamos venciendo y luchando contra una cultura autoritaria, porque queremos que el presidente influya sobre todos los poderes del Estado que históricamente fue así. Tenemos que vencer esa cultura entre nosotros mismos. Los más demócratas, los que más hablan de democracia, a veces exigen al presidente intromisión”, señaló.

Indicó que está “luchando contra una cultura autoritaria, que impone que el presidente de la República tiene que influir en este tipo de cuestiones. Si eso es ser débil, entonces prefiero ser débil”, mencionó.

El presidente estuvo presente en el acto inaugural de tres plantas de tratamiento de agua potable, por parte del Gobierno Nacional, a través de la Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay y la Entidad Binacional Yacyretá, para la ciudad de Mariano Roque Alonso.

Dejá tu comentario