País

Preocupa el efecto de las cenizas en el lago

En la mañana de hoy continuarán las tareas para mitigar el fuego en los humedales del Parque Nacional de Ypacaraí, utilizando un sistema de riego a través de un helicóptero de la Fuerza Aérea Paraguaya. Dimensionan significantes pérdidas de recursos y contaminación, en especial de las cenizas, producto de la quema, que descienden hasta el fondo del lago.

Estiman que se incendiaron más de 2 mil hectáreas. El fuego inclusive arrasó con un estero-isla ubicado en medio de los humedales, especificó el grupo Taguató. De los cuatro focos de incendio que existían en el lugar, tres se pudieron controlar y uno sigue propagándose hacia Areguá, indicó el director de Parques Nacionales de la Secretaría del Ambiente (Seam), Carmelo Rodríguez, quien estuvo verificando la zona.

“Lo que nos preocupa son los efectos de las cenizas que se depositan en el fondo del lago después del fuego. Para ello, el Ministerio de Obras Públicas estará realizando el monitoreo de las aguas para conocer los efectos de las cenizas”, dijo.

Desde tempranas horas de ayer, un helicóptero sobrevoló el área afectada para combatir las llamas. Sin embargo, las tareas cesaron a las 13.00 por falta de combustible para que el helicóptero siga trabajando, explicó Aldo Méndez, de la organización Taguató.

Señaló que el foco de fuego más grande no se pudo sofocar y se va moviendo rápidamente ayudado por el calor y el viento que se da en la zona. “En medio de los humedales se encuentra una pequeña isla, a la que llamamos estero-isla, que tiene casi 4 hectáreas de extensión, hasta ese punto llegó el fuego”, explicó Méndez.

Benítez explicó que al agotarse los 1.500 litros de combustible que proveyó la Seam, el helicóptero se retiró del lugar. Apuntó que solicitaron colaboración a otras instituciones para conseguir más combustible y poder concluir las tareas en la mañana de hoy. Por su parte, Paola Rodolfi, de la Seam, expresó que se tomarán medidas para mejorar la seguridad y los controles de las zonas protegidas. El Parque Nacional de Ypacaraí cuenta con dos guardas y se constató que uno de ellos nunca está en el lugar y el otro es una persona de avanzada edad que tampoco puede hacer mucho.

Dejá tu comentario