País

Preocupa a alumnos de la UNA que el paro cause pérdida del semestre

Hay incertidumbre sobre el panorama que se cierne con el paro total en la UNA: Los universitarios apoyan el reclamo docente, pero temen que el año lectivo vaya hasta diciembre e inicios del 2020.

Los docentes están decididos a llevar la medida de fuerza hasta las últimas consecuencias. Los alumnos les apoyan, pero en algunas facultades están con el miedo de que esta situación provoque extender el calendario académico hasta finales de año e inicios del 2020. O peor aún: Perder el semestre.

Este es el panorama que se cierne sobre las distintas unidades académicas de la Universidad Nacional de Asunción (UNA) con el paro total, que arrancó el sábado 14, y que se extenderá de manera indefinida hasta que el Ministerio de Hacienda eleve al Congreso el acuerdo de nivelar el salario docente desde el presente semestre de 2019.

En carreras técnicas, como de Ingeniería, es donde cunde más esta preocupación, ya que están entrando en época de exámenes parciales.

El plazo máximo para meter la propuesta de nivelación salarial en el proyecto del presupuesto es el 30 de setiembre. Y si el paro continúa hasta esa altura del mes, “implicaría que las clases se prolonguen a finales de noviembre; eso implicaría que los exámenes finales vayan más allá de la Navidad, posiblemente. Hay una intención de no perjudicar al estudiante y no poner un examen tras otro”, apuntó Rubén Franco, presidente de la Unión de Gremios y Sindicatos de Profesores.

“Los alumnos están muy preocupados, pero también son conscientes de que es un reclamo justo”, suscribió Teodoro Salas, decano de la Facultad Politécnica (FP-UNA).

En efecto, Nicolás Sánchez, presidente del Centro de Estudiantes de la Facultad de Ingeniería (Fiuna), aseguró que el estamento estudiantil acompaña el pedido que los docentes vienen reivindicando hace más de diez años.

Pero, con la sombra de lo que atravesaron en su facultad –donde se pensaba que este semestre iba a ser normal, a tres años de la larga toma–, les inquieta que una nueva crisis entorpezca el normal desarrollo del año lectivo.

“Me preocuparía mucho volver a comprimir nuestro calendario”, dijo en alusión a los cinco semestres que debieron cumplir en dos años. “Los estudiantes no sé si podremos aguantar el peso y la carga que significaría una recalendarización que abarcará en diciembre y enero”, lanzó.

Esta tarde, los alumnos de Fiuna, así como de otras facultades analizarán esta situación en Asamblea. También prevén dialogar con las autoridades al respecto.

MOVILIZADOS. Los docentes, en tanto, empezarán hoy a movilizarse en el Campus de San Lorenzo. Tanto durante la mañana como por la tarde, marcharán sobre Avda. Mariscal López, con la realización de cierres intermitentes.

55.000 estudiantes de la UNA iniciarán hoy una nueva semana de paro académico, al que se suma la parte administrativa.

15.000 docentes, aproximadamente, esperan beneficiarse con la nivelación salarial, tras una década de espera.


Nadie quiere saber nada de venir a enseñar en enero; pero capaz sea la última chance de lograr una nivelación. Teodoro Salas, decano de Politécnica.


Dejá tu comentario