País

Precaria señalización convierte a la Transchaco en la ruta de la muerte

La vía está sin carteles que adviertan la cercanía de instituciones educativas y hospitales, y con franjas peatonales borradas. Edil pide construir puente peatonal para evitar accidentes con saldos fatales.

La muerte de una joven de 17 años, tras ser arrollada por un taxista el pasado martes 5 en la zona de Loma Pytá, desnudó de nuevo la precaria infraestructura vial y señalización existente sobre la ruta Transchaco, que favorece la materialización de accidentes, muchos con saldos fatales.

Pese a existir dentro del territorio de Asunción cerca de seis instituciones educativas, el hospital materno-infantil, iglesias y gran cantidad de comercios, en el recorrido no se tienen carteles que adviertan la cercanía de estos locales que movilizan diariamente a estudiantes de todas las edades, adultos mayores y personas con discapacidad.

A esto se suma que las franjas peatonales y otras señales horizontales en el pavimento perdieron casi por completo su pintura, lo que impide que puedan ser visualizadas.

Otro aspecto que aporta su cuota de riesgo se refiere a la denuncia de la gente sobre la ausencia de agentes municipales de tránsito en gran parte de la jornada.

Los directivos del colegio María Serrana, Juan Chena, director de Escolar Básica; Claudia Quintana, de Nivel Medio, y Nélida Melo, de Bienestar Institucional, explicaron que hace más de un año ya denunciaron sobre esta situación de alto peligro a autoridades del MOPC, pero que a la fecha todo sigue igual.

Recordaron que en aquel tiempo ya se reclamó la construcción de un viaducto peatonal a la altura de Isaías Pastore, ocasión en que el ministro Arnoldo Wiens prometió enviar técnicos con vistas a materializar la anhelada obra, que hasta hoy no se concreta.

PEDIDO. El concejal Javier Pintos, a través de una minuta derivada a Intendencia para su consideración, planteó la construcción de un viaducto peatonal inclusivo y accesible en el cruce semaforizado de la Transchaco con O’Higgins.

Sostuvo que “esta ruta tiene muchas falencias. No hay carteles que indiquen proximidad de escuelas, colegios o universidades, de hospitales o iglesias. Las franjas peatonales están borradas. No se puede seguir en ese estado de inseguridad para el peatón”.

Indicó que regularizar todo implica compromiso tanto de las autoridades de la Comuna capitalina como del MOPC.

Por su parte, el director de Ingeniería de Tráfico de la institución municipal, ingeniero Juan José Rolón, explicó que cuando se implementa una actividad sobre una ruta internacional se pide un estudio de impacto vial, donde se tienen semáforos en O’Higgins, que es un cruce protegido para los peatones.

Ya hubo muchos accidentes. No hay control de la Caminera. Algo se debe hacer, porque esta ruta es muy peligrosa. Franco Rojas, estudiante.

Es preocupante. Ya quemamos todas las instancias para que la Transchaco sea una ruta segura, pero nadie nos hace caso. Claudia Quintana, docente.

Dejá tu comentario