Política

Postergan un proyecto y objetores a ley de servicio militar podrían pagar multas

 El Senado postergó el estudio de un proyecto por el cual se buscaba eliminar la multa para quienes no realizaron su servicio militar obligatorio. Ante la falta de respuesta de la Cámara Alta, se da vía libre a la Defensoría del Pueblo a que aplique multas a los infractores.

La proyectista, la senadora Desirée Masi, quien a toda costa buscaba que se elimine la multa a quienes no hicieron el servicio militar pidió garantías. “Si no nos dan las garantías no queremos que se postergue, porque necesitamos que se eliminen las multas porque realmente son altas y nadie podrá pagar”, apuntó.

La senadora contradice al Defensor en el sentido de que las sanciones serían de entre G. 3 millones a G. 30 millones y no de G. 400.000 como señaló el defensor del Pueblo, Miguel Godoy.

Según Masi, la multa se aplica “desde el momento en que la persona debía prestar el servicio militar obligatorio o que debía instalarse el servicio sustitutivo que no existe aún”.

Finalmente primó el pedido del senador Enrique Bachetta, quien solicitó la postergación del estudio hasta marzo, pues según su criterio de igual manera su aprobación iba a resultar en que Diputados vaya a estudiar en exactamente el periodo que viene.

Pese a que la ley del servicio militar era letra muerta porque no estaba reglamentada, tras la asunción de Mario Abdo Benítez y la llegada del ministro de Defensa Bernardino Soto Estigarribia, el tema volvió a ponerse en el tapete y comenzaron a surgir versiones polémicas, como que los que no prestaran servicio militar obligatorio pagarían costosas multas.

Desde la Comisión de Objeción de Conciencia ahora la película estaría clara para quienes no quieran hacerlo por cuestionamientos políticos, sociales o religiosos.

Trámites. La Defensoría del Pueblo anunció que a partir de la sesión del Consejo Nacional de Objeción de Conciencia realizada el pasado 19 de noviembre se aprobó la reglamentación del Consejo y una de las disposiciones principales de este nuevo equipo de trabajo es disponer que todos los jóvenes de 18 a 26 años que no deseen hacer el servicio militar acudan a la Defensoría del Pueblo, a iniciar el trámite de objeción de conciencia.

La solicitud se elevará al Consejo Nacional y, una vez aprobada, se le designará al joven un servicio sustitutivo, que consistirá en un trabajo voluntario y se abocará principalmente a las áreas de educación y salud. Este servicio durará 480 horas para quienes no estudien ni trabajen y 240 horas para quienes tengan compromisos laborales.

Dejá tu comentario