Arte y Espectáculos

Popurrí de coreografías deja ver el talento de Austin Hartel

Por Marisol Ramírez

mramirez@uhora.com.py

La expresión corporal a través de la danza contemporánea combinó luces, música y formas variadas en movimiento, en seis ágiles coreografías de Austin Hartel. Las mismas se presentaron en el Teatro de las Américas, el lunes y

Esta disciplina del arte, a veces poco entendida o apreciada por el público local (se vio poca afluencia en la sala), aparentemente es una de las que requieren más conocimiento para su disfrute.

Uno de los elementos más destacados de la propuesta de Hartel es la intensidad interpretativa que logran los bailarines.

Aldo Leguizamón, una de las jóvenes y nuevas incursiones en la compañía de Ballet Nacional, mostró resistencia, flexibilidad y precisión técnica en El hombre que cayó de la Luna. También Cynthia Ocampos y Patricia Martínez se destacaron en Bicuspid, con las mismas cualidades.

Las coreografías de Hartel comparten la característica que ponen a prueba todas las destrezas técnicas del bailarín, así como de sus emociones.

En las puestas del norteamericano, los bailarines toman impulso de la energía del compañero, para así lograr una fuerza armónica en el movimiento.

Es destacable la interpretación de los bailarines de la compañía en general, pues de los doce integrantes, seis son nuevos. Action packed fue una de las coreografías que jugó con el humor y la distensión. Mientras que en Vastus Sylva se sintió la complicidad de los danzantes, en tanto que en Encuentros de luz se jugó con el movimiento, la luz y la sombra, que invitaron a reflexionar.

Dejá tu comentario