Nacionales

Policía fallecido era testigo clave de la masacre de Curuguaty

El oficial de Policía Marcos del Rosario Agüero, fallecido el pasado viernes en un accidente de helicóptero resultó ser un testigo clave la masacre de Curuguaty ya que paradójicamente el piloteaba la aeronave que sobrevoló Marina Cué. El abogado de los campesinos imputados dice que la muerte del uniformado es "sospechosa".


Parece el guión de una tragicomedia pero es una realidad: El piloto que pudo haber declarado qué pasó aquella mañana que a sangre y balas marcó el pulso político del país, falleció piloteando al helicóptero Robinson R44 que cayó en un bosque de la urbanización Villa Madrid de la ciudad de Limpio.

Marcos del Rosario Agüero era clave en el proceso que busca esclarecer la masacre de policías y campesinos, ya que la grabación del helicóptero que sobrevoló durante la balacera nunca apareció como evidencia.

El 20 de junio del 2012, a pocos días de la masacre, el comisario Roque Fleitas había asegurado a varios medios de prensa que la cámara del helicóptero Robinson captó imágenes en alta definición de la masacre y que los pilotos serían llamados a declarar: Ninguna de estas dos cosas ocurrió.

En comunicación con ULTIMAHORA.COM el abogado Víctor Azuaga, defensor de los campesinos imputados por la Fiscalía, señaló que resulta llamativo que el único testigo que pudo haber descrito lo que ocurrió haya fallecido en un accidente aéreo.

Azuaga anunció que recusará al tribunal del Caso Curuguaty por falta de pruebas contra los labriegos y también por la falta de testigos.

Organizaciones sociales como la Articulación Curuguaty sostienen que además de la presencia de tiradores especializados en el enfrentamiento, también se produjeron ejecuciones a campesinos ese mismo día. En total fallecieron 17 personas (6 policías y 11 campesinos).

La Masacre de Curuguaty derivó en la posterior destitución del entonces presidente de la República Fernando Lugo vía juicio político parlamentario. Gobiernos de países miembros del Mercosur lo calificaron como un "golpe blando" y suspendieron a Paraguay como parte del bloque regional, situación que se normalizó con la asunción al mando de Horacio Cartes.

Dejá tu comentario