Arte y Espectáculos

Polémica divide a artesanos del arpa

El comerciante de arpas, Salomón Sanabria, registró en el 2006 diseños y ornamentos utilizados en la construcción de arpas paraguayas, lo que llevó a la Fiscalía a imputar a artesanos de Asunción y Luque, por la supuesta falsificación de sus modelos.

Por Sergio Noé | snoe@uhora.com.py

A raíz de este conflicto, se requisaron instrumentos en varios locales y sus propietarios se vieron obligados a dejar de comercializar los populares modelos (fotos de la derecha), valorados entre G. 1.200.000 y G. 1.500.000.

Sanabria advirtió que "los compradores nacionales e internacionales de arpas no deben adquirir instrumentos de vendedores de mala fe, que puedan contener diseños exclusivos, registrados legalmente". Sin embargo, luthiers paraguayos rechazan sus argumentos, aseguran que sus diseños son "artesanales" y no "modelos industriales", que datan de varias décadas y que procede de la herencia del acervo familiar de los Sanabria.

ANTECEDENTES. El caso inició en julio de 2006, cuando se otorgó el registro de dibujo industrial 1754 al comerciante de arpas. En diciembre de 2006, Sanabria denunció la supuesta falsificación de su diseño en la Propiedad Intelectual, declarando a la Fiscalía que él mismo realizó los diseños en 2001. Ante este hecho, la Central de Artesanos de Luque reclamó al Instituto Paraguayo de Artesanía (IPA) la revocación del registro. En abril de 2007, la Fiscalía imputó a artesanos en base a la denuncia de Sanabria y en junio de 2007, Propiedad Industrial revocó el registro y se sobreseyó a los imputados. Pero en diciembre de 2013 se revocó la resolución que dejaba sin efecto el registro de Sanabria.

Entonces, en enero de este año, Salomón Sanabria volvió a denunciar a los artesanos alegando falsificación de su "modelo industrial" cuyo registro fue otorgado por Propiedad Industrial en diciembre de 2013. Avalado por el documento, en abril pasado la Fiscalía realizó allanamientos en los locales de varios artesanos imputados.

Dejá tu comentario