Arte y Espectáculos

Polémica en Brasil por censura a un cómic con contenido homosexual

El alcalde de Río de Janeiro, Marcelo Crivella, prohibió un cómic de Marvel en el que aparecen dos personajes besándose. La medida levantó voces de protesta por censura.

Marcelo Crivella, un obispo evangélico conservador que es el gobernador de Río de Janeiro, prohibió el cómic Vengadores: La Cruzada de los niños, en donde aparecen dos personajes del sexo masculino besándose. Estaba en la Bienal del Libro de esa ciudad.

Tras su orden un grupo de fiscales de la Secretaría Municipal de Orden Pública se desplazó hasta el lugar en busca de los ejemplares. Pero el número se agotó rápidamente en las primeras horas del viernes.

Igualmente, un magistrado del Tribunal de Justicia de la ciudad prohibió el decomiso de libros expuestos en la Bienal Internacional del Libro de Río de Janeiro por cualquier motivo, como pretendía la alcaldía, o la suspensión de la licencia de quien exponga publicaciones consideradas inadecuadas por la Municipalidad. La decisión fue dictada un día después de que Crivella vetara el cómic.

Es una medida cautelar a partir del pedido de la Procuraduría, de empresas del sector editorial y de los propios organizadores de la Bienal, que fueron amenazados con la suspensión de su licencia.

Para el juez la aprehensión de libros constituye una censura y atenta contra la “libertad de expresión constitucionalmente garantizada". Sin embargo, el presidente del Tribunal de Justicia de Río de Janeiro, Claudio de Mello Tavares, otorgó un mandato favorable a favor del Municipio lo cual dejó sin efecto la primera decisión tomada por un magistrado. Mello alegó que la protección de la familia está a cargo de la Alcaldía.

En ese sentido, permitió a los fiscales decomisar el material que considere que esté atentando contra los valores, según informó el Folha de San Pablo.

Un youtuber brasileño, Felipe Neto, distribuyó 14.000 publicaciones que abordan temáticas de homosexuales en protesta por la medida de la Alcaldía.

Crivella, en un libro publicado en 1999 sobre su experiencia como misionero en varios países africanos, afirmaba que la homosexualidad es una "conducta maligna".

Durante la campaña de las elecciones municipales, la recuperación de estas manifestaciones le puso en apuros y Crivella tuvo que pedir disculpas y justificarse argumentando que cuando escribió el libro era un "inmaduro", pese a que tenía 42 años.

Asimismo, el prestigioso Folha publicó la imagen en cuestión en su tapa para la edición del sábado.

Fuente: EFE.

Dejá tu comentario