Mundo

Pogba dedica la victoria de Francia a los niños rescatados de Tailandia

El centrocampista de la selección francesa Paul Pogba dedicó la victoria de ayer en las semifinales del Mundial de Rusia 2018 contra Bélgica (1-0) a los 12 niños y su entrenador atrapados más de dos semanas en una cueva de Tailandia, cuyo rescate se completó este martes.

"Esta victoria va para los héroes del día, bien hecho chicos, sois muy fuertes", señaló Pogba en un mensaje a través de su perfil oficial en la red social Twitter, acompañado de una imagen de los niños desaparecidos el 23 de junio tras internarse en una cueva de la provincia tailandesa de Chiang Rai y rescatados este miércoles.

El equipo francés superó la semifinal del Mundial de Rusia al ganar 1-0 a Bélgica con un cabezazo de Samuel Umtiti y hoy se define su rival para la final que se disputa el domingo.

Desde su concentración en Istra, en la región de Moscú, aguardan plenos de felicidad e ilusión ya la final en el estadio Luzhniki, la tercera de la historia y en la que lucharán por su segunda corona veinte años después de haberlo logrado en Saint Denis.

Niños de Tailandia

Doce niños y su entrenador de fútbol desaparecieron en una cueva de Tailandia el 23 de junio pasado. En equipo de búsqueda los encontró nueve días después, pero no pudieron sacarlos debido a inundaciones en las cavidades.

Lea más: Así fue la búsqueda y el rescate en la cueva de Tailandia

Entonces se formó un equipo de rescate que incluía buzos extranjeros. Primero debía analizarse la mejor forma de extraerlos y que represente el menor riesgo para sus vidas.

Desde afuera se trabajaba para bombear las aguas y evitar que la cueva se inundara aún más, mientras que los buzos se encargaban de llevarles víveres y oxígeno. Estos debían hacer un viaje de seis horas de ida y cinco de vuelta, trayecto que no soportó uno de ellos y murió por falta de oxígeno.

Ante nuevas amenazas de lluvia, las tareas de rescate empezaron el domingo con resultado exitoso desde el principio. El último en salir este martes fue el entrenador.

Todo el mundo siguió el caso y celebró el final feliz.

Si bien la FIFA invitó a los niños a participar de la final del Mundial, por cuestiones médicas no podrán asistir, pues se encuentran en cuarentena, hasta descartar cualquier consecuencia que pueden tener luego de estar atrapados en un lugar húmedo e insalubre.

Fuente: EFE.

Dejá tu comentario