Nacionales

Plantas de tratamiento de aguas residuales con avances de un 80%

Las dos nuevas plantas de tratamiento de aguas residuales en Asunción y San Lorenzo registran un avance de obras del 80 y 84%, respectivamente. Según la ONU, al menos 2.000 millones de personas utilizan para el consumo una fuente de agua contaminada con heces.

Actualmente están en construcción dos plantas de tratamiento de aguas residuales en nuestro país; en Asunción y San Lorenzo, respectivamente.

Las obras tendrán un gran impacto en el campo de la salud y también a nivel medioambiental, ya que la reducción del ingreso de contaminantes a los cursos hídricos del Paraguay redunda en beneficio de la salud; puesto que el agua para el consumo humano se extrae de ríos y lagos.

En la actualidad, las aguas residuales son sometidas a procesos físicos y químicos para que vuelvan a sus características naturales y sean aptas para el consumo. Este tratamiento también evita enfermedades, nuevas pestes, malos olores y contaminación del medioambiente, atendiendo a que gran parte de las aguas cloacales van a parar a los arroyos y ríos.

Las plantas de tratamiento de aguas residuales cambiarán la calidad de vida de más de 2.500.000 paraguayos y generarán un gran impacto ambiental, según informaron desde el Gobierno.

Situación de las obras

Los encargados de las obras señalaron que la planta de tratamiento de aguas residuales de Bella Vista, Asunción, registra un avance del 80% y beneficiará a 1.200.000 personas de Asunción, Fernando de la Mora y Luque.

Entérese más: Tras años de espera, Asunción ya tiene una planta de aguas residuales

La planta de tratamiento ocupará un área de 8.100 metros cuadrados y estará en condiciones de filtrar, por segundo, un caudal de 4.400 litros de aguas residuales.

Asimismo, indicaron que se tiene un avance del 84% de las obras de la planta de tratamiento de aguas residuales de San Lorenzo, que mejorará las condiciones ambientales del entorno, así como los indicadores de salud y calidad de vida de un total de 600.000 personas

La obra tendrá un impacto positivo en toda la cuenca del lago Ypacaraí, que se ve seriamente afectado por la contaminación y del cual forma parte el afluente del arroyo Yuquyry.

El Gobierno habilitó en marzo del 2021 una planta de tratamiento en Varadero, Asunción, con una capacidad para procesar un caudal de 760 litros de afluentes cloacales por segundo, provenientes de los barrios situados en el microcentro y las áreas colindantes, beneficiando a unas 250.000 personas.

La ONU estima que cada año se registran unas 485.000 muertes por diarrea a causa del agua contaminada.

“En el mundo hay al menos 2.000 millones de personas que utilizan una fuente de agua para consumo humano contaminada con heces”, remarca la ONU.

Dejá tu comentario