Deportes

Pidió disculpas, pero le pegó duro a la directiva

 

Gaspar Servio, portero de Guaraní no se guardó nada, ayer en charla con Tigo Sports pidió las disculpas a la hinchada por su error en el partido ante Cerro que le costó gran parte del título de campeón, pero disparó duramente ante la dirigencia aurinegra.

“Me hago cargo, lo hago para pedir perdón, disculpas, sé que el dolor que causó a los hinchas de Guaraní no encuentra explicación. Al intentar meter a un compañero para no tener uno menos en cancha llega la segunda amarilla por hacer tiempo, el desenlace final fue fatal y el dolor es inmenso”, expresó el meta argentino con su arrepentimiento hacia la hinchada. Pero lo de Servio no fueron solo disculpas, sino que le apuntó al presidente y a la directiva aurinegra sobre varios maltratos.

“Hace cuatro meses me pagaron la primera cuota, el año de pandemia cobré solo seis meses, estoy cobrando recién mi primer año, este año estuve seis meses sin cobrar y el club me pagó cuando quiso”, arremetió el meta.

“El campeonato se perdió desde que Guaraní salió a pelear por el tema del arquero (Jean), cuando salió a matar a los árbitros, cuando salió a hacer una guerra a la APF y en silencio se la devolvieron”, argumentó Servio.

“Lo único que pido a los dirigentes es que no me utilicen como escudo, tengo muchas cosas que decir y que mostrar, pero no lo quiero hacer, quiero irme en paz del club. En junio me llegó una oferta y solo me habían pagado 50.000 dólares, y pedían 1.500.000, que es la cláusula, y ahora me quieren sacar sin pagar nada”, disparó fuerte el arquero argentino sobre los manejos dirigenciales.


“Quiero salir en paz, no creo que a él (Acosta) le convenga que cuente las charlas que hemos tenido, ni los chats”.

“No creo que me toquen árbitros tan malos. Si tengo la otra camiseta no me echan, ellos no tienen personalidad, les pesa”.

Dejá tu comentario