Nacionales

Piden informe y hablan de juicio político a Mario Abdo por acuerdo sobre Itaipú

El Frente Guasu elevó al Senado un pedido de informe al Ministerio de Relaciones Exteriores sobre el acuerdo de contratación de potencia de Itaipú con el Brasil. La concertación sostiene que de encontrarse "una traición a la soberanía paraguaya", el presidente Mario Abdo es pasible de juicio político.

La senadora Esperanza Martínez, del Frente Guasu, mencionó que la bancada exigirá detalles del acta firmada entre Itaipú y Eletrobras, mientras que la Administración Nacional de Electricidad (ANDE) se había negado a aprobarla. Desde la concertación analizan el caso de un posible juicio político al presidente de la República, Mario Abdo.

Para evitar el debate sobre el informe requerido, los senadores dejaron sin cuórum la sesión de la Cámara de Alta momentáneamente y retomaron en una extraordinaria, donde ya no se habló del tema.

No obstante, para este viernes fue convocada una sesión extraordinaria para analizar el alcance del acuerdo bilateral y estudiar si corresponde la creación de una Comisión de Investigación.

Lea más en: Senado analizará crear comisión para investigar acuerdo sobre Itaipú

“Si el acuerdo firmado es realmente una traición a la soberanía paraguaya, tenemos que pensar seriamente en que Mario Abdo Benítez se tiene que ir a su casa, o por juicio político o por renuncia”, afirmó Martínez a través de su cuenta de Twitter.

Embed

El Frente Guasu elevó este jueves al Senado un pedido de informe al Ministerio al Ministerio de Relaciones Exteriores sobre el cronograma de contratación de potencia de Itaipú Binacional y las negociaciones para la recuperación de la soberanía hidroeléctrica.

Primeramente, exigen documentación oficial del acuerdo de contratación, cuya firma se habría hecho a través de un acta bilateral el 24 de mayo de 2019 entre los embajadores Hugo Saguier Caballero y Pedro Miguel da Costa e Silva, de Brasil.

Nota relacionada: Ferreira deja la ANDE por no firmar acuerdo que perjudicaría a Paraguay

El informe también solicita saber bajo qué criterios el Paraguay aceptó un compromiso de contratación de potencia que, según la agrupación política, viola el Tratado de Itaipú modificado por la Nota Reversal vigente desde el 28 de enero de 1986.

Además pide que se responda qué medidas tomará el país en caso de tener una mayor demanda de potencia y de energía, tanto para su consumo como para su venta a terceros países, y el cálculo del impacto económico de esta medida, en caso de faltante de energía en Paraguay.

También requiere los criterios con los que definió la contratación de potencia, donde consideran que no se tomó en cuenta el Acuerdo Operativo firmado por ambos países en el 2009, durante el gobierno del ex presidente Fernando Lugo, y que en la fecha cumple 10 años de aniversario.

También puede leer: Mario Abdo dice que acuerdo sobre Itaipú se firmó porque Paraguay se "avivaba"

Entre otras cosas, demanda los cálculos económicos que se realizaron para garantizar que la ANDE no se vea afectada con un aumento de tarifa de Itaipú, como consecuencia del Acta Bilateral.

Finalmente, pregunta por qué Paraguay no reclamó, en el contexto de esta negociación de contratación de potencia, la no incorporación a la deuda de Itaipú por la energía vendida por debajo del costo, que en un 98,5% llevó Brasil.

La legisladora advirtió que la discusión del tema no será amordazada y que recién comienza el gran debate.

Acuerdo bilateral a las escondidas

El acuerdo de contratación de potencia de Itaipú con el Brasil salió a la luz este miércoles tras la renuncia de Pedro Ferreira, ex presidente de la ANDE. El titular fue forzado a su dimitir tras negarse a firmar el contrato. Tras la salida de Ferreira fue designado Alcides Jiménez.

La suscripción del acuerdo se realizó herméticamente el 24 de mayo pasado, en donde se confirman los nuevos niveles de contratación de potencia hasta el 2022, sin que la empresa estatal paraguaya esté de acuerdo con lo pactado.

Tanto el presidente Mario Abdo como otras autoridades destacan que el acta bilateral es una gran conquista para las próximas negociaciones, mientras que desde otros sectores temen que pueda significar un perjuicio para Paraguay.

Dejá tu comentario