Nacionales

Piden cambiar de fiscal en caso de asesinato de guardaparques de Caazapá

Felipe Chávez, uno de los guardabosques de la reserva natural Tapyta, exigió que la fiscala Gladys Giménez se aparte de la investigación del asesinato de dos compañeros suyos. Afirmó que las pesquisas no avanzan por "presión de poderosos". El crimen ocurrió el pasado 18 de agosto.

El guardabosque de la reserva natural Tapyta Felipe Chávez denunció la existencia de “una mano negra” que impide que el asesinato de sus compañeros Rumildo Toledo y Artemio Villalba sea esclarecido.

"La Fiscalía tenía que actuar por oficio esa misma noche (18 de agosto), pasaron 22 días y no hicieron absolutamente nada. Pedimos que la fiscal Gladis Giménez se aparte ya del caso. Ya es suficiente”, remarcó en contacto con la emisora 780 AM.

Los pobladores de la zona se manifestaron este martes frente a la Gobernación de Caazapá exigiendo justicia para los trabajadores fallecidos. Esta medida de protesta seguirá hasta que se llegue a los responsables del crimen.

Chávez lamentó el actuar del Ministerio Público y el Juzgado, al tiempo de cuestionar que, hasta la fecha, no dieron ni una orden de allanamiento en busca de los autores. "¿Qué pasa ahí?”, se preguntó.

Lea más: Asesinan a guardaparques en reserva de Caazapá

El caso ocurrió el 18 de agosto en el interior de la reserva natural Tapyta, ubicada en la compañía Corazón de María, de San Juan Nepomuceno, Departamento de Caazapá.

Por otra parte, denunció que la Policía Nacional sabe dónde encontrar a los asesinos, pero que, por temor a represalias, no actúa. El hombre fue tajante al expresar que no hay justicia para sus compañeros.

El pasado jueves, la fiscal de San Juan Nepomuceno, Elena Jiménez, formuló la imputación por homicidio doloso contra cinco personas por la muerte de los dos guardaparques.

Los procesados son: Braulio Alcaraz González, Robert Alcaraz González, Hugo Andrés González Sosa, Arnaldo Ramón Alcaraz González y Daniel González Britos. Todos ellos, hasta el momento, no se presentaron ante el Ministerio Público.

Más detalles: Fiscalía imputa a 5 personas por la muerte de dos guardaparques

Los hermanos Alcaraz González son oriundos de la capital del Departamento, González Sosa de San Juan y González Britos es de la zona de Toro Blanco, que está ubicada cerca de la reserva natural.

El caso

De acuerdo con la investigación fiscal, los imputados, aparentemente, estaban cazando en el lugar, cerca de un arroyo, en tanto que los guardaparques Rumildo Toledo, Artemio Villalba y Felipe Nery Chávez verificaban la zona.

Dos hombres que fueron sorprendidos se tiraron al arroyo para escapar, mientras los guardias hacían disparos intimidatorios al aire. Pero luego, desde el otro lado del cauce, salieron cuatro hombres más que dispararon contra los trabajadores.

Toledo resultó herido y falleció en el sitio, en tanto que Villalba quedó gravemente herido y murió después de 14 días de internación.

Elementos encontrados

En el lugar del enfrentamiento, los investigadores encontraron algunas de las armas utilizadas, como un rifle calibre 22 con culata de madera, color marrón, una escopeta calibre 12, marca Bolto, lustre negro, un revólver de la marca Taurus, calibre 38, y un aparato celular de la marca Samsung.

Dejá tu comentario