Nacionales

Piden ayuda para joven que sufre de problemas intestinales

Familiares de una joven apelan a la solidaridad de la ciudadanía para solventar los costos que conlleva el tratamiento de varios problemas intestinales que la aquejan desde hace nueve años.

Lourdes Medina Rivarola es una joven de 18 años, sufre de linfangiectasia (malformación de los conductos linfáticos intestinales), enteropatía (problema en el intestino delgado), peritonitis espontánea, desnutrición calórica y muguet (candidiasis bucal). A raíz de ello, también padece de depresión.

Los problemas le fueron detectados a los 9 años. Desde entonces su familia, con escasos recursos económicos, se enfrenta a muchos gastos, por lo que recurre a la solidaridad de la ciudadanía.

Lourdes es la menor de siete hermanos, vive con su mamá, doña Gilda Honorina de Medina, en el barrio José Bonifacio, de la ciudad de Luque. Cuando apenas era una niña empezó a sentir los síntomas de la enfermedad: dolor de panza y mareos.

Recorrieron todos los hospitales conocidos, pero sin ningún resultado, hasta que, finalmente, acudieron al Hospital de Clínicas, donde la internaron por ocho meses.

En el lugar, Lourdes fue sometida a infinidad de estudios, además de un vaciamiento, donde le sacaron ocho litros de líquido, comentó su hermana Karina Medina.

Luordes no puede llevar una vida normal, la mayor parte del tiempo la pasa sentada, ya que no puede caminar por el mareo y por el peso de su vientre. A raíz de ello, la joven solo pudo cursar hasta el séptimo grado.

Actualmente, sigue su tratamiento en el Hospital de Clínicas. Cuenta con una dieta muy estricta, solo puede tomar una leche especial y consumir frutas y verduras. Lastimosamente, la enfermedad no tiene cura y debe seguir un tratamiento de por vida, además de someterse a un drenaje de vientre cada tanto.

Karina mencionó a Última Hora que la leche que consume su hermana tiene un costo aproximado de G. 120.000 y que dura menos de una semana. Además, debe consumir un medicamento para poder orinar, sumado a sus alimentos.

Para ayudar con los gastos, doña Gilda vende frutas y con la contribución de sus demás hijos trata de solventar los costos de la casa. Por esa razón, apelan a las personas que puedan brindarle algún apoyo, pueden comunicarse al (0983) 445-095, con Karina Medina.

Dejá tu comentario