Nacionales

Petropar: Velázquez defiende a familia amiga del presidente

El vicepresidente de la República, Hugo Velázquez, defendió al empresario Conrado Hoeckle, amigo de Mario Abdo Benítez, y aseguró que es cliente de Petropar hace varios años. Duda que la paz entre Horacio Cartes y el mandatario se firme próximamente.

“Averigüé ayer (lunes) el caso de Conrado, que es asesor ad honorem. Hace cinco años que retira combustible de Petropar”, dijo el vicepresidente de la República, Hugo Velázquez, este martes, informó la periodista de Última Hora Patricia Vargas.

Manifestó que Petropar anteriormente vendía cerca de 90.000 litros mensuales de combustible a la empresa Monte Alegre SA, propiedad de Conrado Hoeckle, pero que, al retirarse el decreto de Cartes, la compra bajó bastante.

Lea más: Empresarios denuncian "monopolio parcial" de Gobierno

El Decreto 2999, emitido en el 2015 y firmado por el entonces presidente de la República, Horacio Cartes, otorgaba a Petropar la exclusividad en el 50% de la venta de nafta y gasoil a empresas privadas, lo que representaba el 70% del total del combustible comercializado en el país.

Medios de comunicación del Grupo Cartes denunciaron que la actual presidenta de Petropar, Patricia Samudio, brindó información privilegiada a Monte Alegre, que dos días antes de la suba de precios de los productos de la petrolera realizó una importante compra de combustible.

Lea también: Vicepresidente se desliga de denuncias sobre caso Petropar

La empresa habría retirado un total de 7,5 millones de litros de combustibles de la planta de la estatal, a un precio fijado a G. 4.363, que le brindó un beneficio de casi USD 1 millón.

Samudio, por su parte, negó días atrás los supuestos beneficios a la empresa de Hoeckle, asegurando que la petrolera estatal avisó a todos sus operadores de las próxima suba, dándoles así la oportunidad de una última compra días antes del aumento de precios.

Lea más: Titular de Petropar niega beneficiar a "firmas amigas" con los combustibles

En aquella ocasión, también aclaró que el incremento no fue sorpresivo, y que era inevitable. Recalcó que el problema no es la escasez de combustible sino el aumento del costo del crudo y la suba del dólar a nivel mundial.

Dejá tu comentario