Nacionales

Pese a tensión, manifestantes aguardan resultado de la reunión con autoridades

Momentos de tensión se viven en el microcentro de Asunción debido a que agentes policiales impiden a los campesinos e indígenas marchar por las calles de Asunción. Los manifestantes respondieron con gritos, abucheos y cánticos.

Molestos y ofendidos, los indígenas y campesinos que forman parte de la Coordinadora Nacional Intersectorial (CNI) buscan marchar. Pese al fuerte control, lograron avanzar hasta la Catedral de Asunción.

Los efectivos policiales están haciendo cumplir la ley del marchódromo, que establece que las movilizaciones pueden realizarse de 19.00 a 0.00 en los días hábiles. Los manifestantes calificaron esta disposición de injusta y como una demostración de fuerza contra ellos.

Más detalles en: Calles fueron bloqueadas ayer, pero recién hoy marchan

Según uno de los líderes de los campesinos, Jorge Galeano, con la manifestación solo buscan hacer visibles sus reclamos y necesidades, cuya falta de respuesta los obliga a salir de sus comunidades y llegar hasta la capital del país.

Nota relacionada: Policía impone ley del marchódromo para evitar marcha por el microcentro

“Están poniendo barrera a nuestros derechos”, dijo ofuscado y señalando las vallas de seguridad que los dividen de los policías y de los cascos azules. “¿Yo les estoy violentando a ustedes?", se cuestionó.

Ellos solo buscan marchar por cuatro cuadras a la espera de la reunión con el titular del Congreso Nacional, Silvio Ovelar; el ministro de Hacienda, Benigno López; el ministro de Agricultura, Denis Lichi; el ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor, y representantes de la Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP).

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Diario Última Hora (@ultimahorapy) el

Más detalles en: Ley del marchódromo: Repudian prohibición y presionan para marchar

Con estas movilizaciones, la Coordinadora Nacional Intersectorial exige soluciones para transformar el sistema productivo nacional y reactivar la agricultura familiar campesina.

También, recuperar las tierras ancestrales de los pueblos indígenas y la destitución de la presidenta del Instituto Paraguayo del Indígena (Indi), Ana María Allen Dávalos.

Además de los indígenas de Takuara’i, que ya están en la Plaza de Armas desde hace seis meses, llegaron otros 300 indígenas para apoyar la movilización.

Los nativos son de las etnias Paî Tavyterâ, Aché Guayakí, Avá y Mbya Guaraní, procedentes de los departamentos de Canindeyú, Amambay, Alto Paraná, Caaguazú y San Pedro.

Dejá tu comentario