Diego Barreto

OPINIÓN

La política y el voto que empobrece

Ahora que los políticos ya están en carrera, pareciera que estamos ante la personificación de ángeles celestiales, de paladines, de verdaderos agentes de cambio, de monjes tibetanos que cambiaron de acuerdo a la coyuntura su ropaje naranja y visten, hablan y replican nuestras costumbres.