Luis Bareiro

OPINIÓN

Nuestro verdadero infortunio

No es cierto que el infortunio se haya enamorado de este país, ni que estemos condenados a vivir en la periferia de la civilización y el desarrollo

OPINIÓN

Un menú para todos los gustos

Una queja común en la mayoría de las elecciones presidenciales que me tocaron en suerte cubrir como periodista (creo que van ya como cinco o seis) ha sido la de la pobre oferta electoral.

OPINIÓN

Los asesinos de Pecci

Al fiscal Marcelo Pecci lo asesinaron sicarios, alguien pagó por su ejecución; pero los responsables de su muerte son más que quienes dieron la orden o jalaron del gatillo; a Marcelo Pecci lo mató una colectividad, una masa indolente que permitió que los protectores, cómplices y a menudo artífices de este mundo del terror tomaran las riendas de la República.

OPINIÓN

¿Está loco?

Probablemente, después de López no hayamos tenido nunca un presidente con tanta mala pata como Mario Abdo Benítez.