Nacionales

Peón acusa a Papo Morales de haberlo golpeado y amenazado

El estanciero Gregorio "Papo" Morales supuestamente aparece en un video que recorrió las redes sociales golpeando a un peón y efectuando disparos de fusil muy cercanos a la víctima. Sucedió en el Departamento de Guairá.

Suplicando por su vida se ve a un peón de estancia en un video cuando supuestamente Gregorio "Papo" Morales lo apunta con un fusil y le propina golpes, entre decenas de disparos, cercanos al cuerpo de la víctima.

El trabajador, identificado como Antonio Talavera, quien es encargado de la estancia de la madre de Morales, Dilma Lucila Macchi de Morales, comentó a NoticiasPy que el conflicto comenzó cuando Papo llega al establecimiento, ubicado en Villarrica, Departamento del Guairá, y manifiesta su intención de vender el ganado.

Leé más: Condenan a Papo a dos años de aporte al comedor de doña Sara

Talavera le responde que no podía porque recibió instrucción de su madre de que nadie podía realizar ningún movimiento con los animales sin su autorización. Pero supuestamente Morales insistió y vendió siete cabezas de ganado. El peón entonces informó sobre el hecho a su patrona, quien le pidió que no volviera a suceder.

Sin embargo, Papo regresó y aparentemente quiso comercializar de nuevo el ganado, pero esta vez 30 cabezas. Talavera comunicó rápidamente la situación a la propietaria, y esta llamó a su hijo y le prohibió que venda los animales.

Nota relacionada: Papo Morales chicaneó 9 años la preliminar, y pide abreviado

Esto habría enfurecido a Morales, según el relato del peón, quien se aparta de la estancia y llama por teléfono a Talavera estando en la zona de Tebicuarymí, y le pide que le acerque unas herramientas porque había tenido problemas con un neumático de su camioneta.

Con su motocicleta llega hasta el lugar el peón y aparentemente es sorprendido por Talavera, quien le obliga a dejar su arma y a caminar hacia una zona boscosa. Le golpea y le apunta con un fusil, además de realizar disparos al aire.

Solo una bala alcanzó al peón, de refilón, pero no le causó heridas graves. Posteriormente, logró escapar del lugar y fue encontrado por otro hombre, quien le trasladó en su motocicleta.

El encargado del establecimiento mencionó que fue a denunciar el hecho ante la Comisaría de la ciudad de Iturbe, pero los policías le dijeron que necesitaba una constancia médica, que ya no logró conseguir, por lo que el caso quedó en la nada.

Además, Morales le habría amenazado con matar a su familia, por lo que desistió de formular la denuncia.

El director de Policía de Guairá, Francisco Gómez, indicó que no cuentan con ningún dato pero que personal de Investigación de Asunción se trasladará hasta la zona para encargarse del caso.

Gregorio Papo Morales ya había sido condenado a dos años de prisión con suspensión de la ejecución de la pena, bajo ciertas condiciones, por haber adulterado cheques del Ministerio de Educación y del Ministerio de Agricultura, por la suma de G. 909.250.000.

Dejá tu comentario