Arte y Espectáculos

Películas clásicas y actuales para disfrutarlas en los días santos

Filmes inspirados en relatos religiosos y otros eventos se ofrecen en canales abiertos y plataformas digitales. Las producciones son una vía para despertar conciencias y transmitir valores, explican especialistas.

Producciones audiovisuales, desde películas clásicas hasta filmes actuales y documentales relacionados a la vida de Jesús de Nazaret y la fe cristiana se ofrecen en canales de televisión abierta y streaming. Un opción interesante para disfrutar en familia en estos días de Semana Santa.

Entre las cintas recomendadas para estos días santos, lideran las clásicas como Quo Vadis? (1951), El Manto Sagrado (1953), Marcelino, pan y vino (1954), Los Diez Mandamientos (1956), Ben Hur (1959) (que se emite por Telefuturo este Sábado de Gloria, a las 15.00), o Jesús de Nazareth (1977).

También suman filmes más nuevos, como las inspiradoras La Misión (1986), El Príncipe de Egipto (1998), la polémica cinta La Pasión de Cristo (2004) o las modernas Son of God (2014) y Resucitado (2016).

En la controversial cinta La Pasión de Cristo (2004) encontramos la adaptación de Mel Gibson sobre los últimos días de Jesucristo. El filme fue rodado en latín y en arameo, idiomas que habló Jesús. Atrajo la atención de todos por la crudeza y realismo de sus imágenes. El mismo se emite por Telefuturo mañana, a las 21.30. También en este mismo canal se presenta el filme Jesús (1999) con Jeremy Sisto, este Viernes Santo, a las 18.15.

Otra producción recomendada es Resucitado (2016), producción que presenta el acontecimiento de la Resurrección de Cristo narrado a través de los ojos de un agnóstico. Clavius (Joseph Fiennes), un poderoso centurión romano y su edecán Lucius (Tom Felton), reciben la misión de resolver el misterio de lo que ocurrió con Jesús en las semanas siguientes a la crucifixión.

Jesús de Nazaret (1977), obra de Franco Zeffirelli, “es quizás el mejor relato global del nacimiento, obra y muerte de Jesucristo”, comenta, por su parte, Rebeca Insaurralde, profesora de música y facilitadora espiritual.

En la cinta Los 10 mandamientos (1956), dirigida por Cecil B. DeMille, se encuentra un drama bíblico centrado en la figura de Moisés. El filme cuenta cómo escapó de su familia de faraones y se entregó a Dios y a su pueblo esclavo, para liberarles y guiarles hacia la tierra prometida. Esta película se emite hoy por Telefuturo, a las 16.45.

En Barrabás (1962), dirigida por Richard Fleischer y la participación de Anthony Quinn, la historia gira en torno a este personaje bíblico que fue liberado de su condena gracias a Poncio Pilatos, y en lugar de Jesús. Este hecho marcaría su conciencia por el resto de la vida.

Rey de reyes (King of Kings, 1961), dirigida por Nicholas Ray y con Jeffrey Hunter en el papel principal, se basa en la vida pública de Jesús, y es también uno de los clásicos de Semana Santa.

Entre otras propuestas también están Hijo de Dios, que se emite hoy, a las 21.00, por Telefuturo; y La Resurrección, una propuesta para el Sábado Santo a las 19.00.

Valoración. “Este es un tiempo propicio para reflexionar sobre el sentido de ser cristianos y qué mejor si es con la ayuda de una buena película”, comenta la profesora Rebecca Insaurralde.

Para la docente, ver cintas con motivo de Semana Santa, “provoca una especie de ‘despertar’ a la espiritualidad, suscitando el análisis del contenido trascendental y metafísico de la misma. “Por eso en esta última década se consolida el movimiento de cine espiritual, como un instrumento formativo e informativo para inspirar comportamientos familiares, sociales e individuales”, apunta.

Insaurralde explica que hay “cintas inolvidables”, capaces de sembrar amor y esperanza, al tiempo de inspirar y cambiar la forma de ver la vida.

Entre los valores de un filme rescata la misericordia, la ternura y el perdón; “sin importar la religión, el mensaje común es el amor”, subraya.

Opinión
Ayudan a aprender de las vivencias”“Las películas nos ayudan a conocer la historia y, sobre todo, a aprender de las vivencias de los demás. Estas cintas encierran un profundo significado sobre nuestra identidad como seres espirituales y el poder que puede actuar conforme a la fe. Esta es capaz de sanar enfermedades, multiplicar panes y precipitar cualquier cosa que necesitamos. Resucitar todo lo bueno que el real ser es, capaz de obrar en nosotros: la buena voluntad, el orden, la inteligencia, el amor, la salud, belleza, pureza, la tranquilidad, la paz y suministro de toda cosa buena y, sobre todo, el perdón, que es algo liberador”. Raquel Noguera, facilitadora espiritual.

Dejá tu comentario