Nacionales

Pastoral Arquidiocesana insta a seguir ayudando con víveres para damnificados

La Pastoral Social de la Arquidiócesis de Asunción continúa con la campaña denominada Unidos por Paraguay, que consiste en la recolección de víveres que serán destinados a las familias afectadas por las inundaciones en diversos puntos del país. Instan a la ciudadanía que sigan realizando sus aportes.

En el Seminario Metropolitano, situado entre la Avenida Kubitscheck y Azara, en Asunción, siguen recibiendo los aportes de la ciudadanía, en el horario de 8.00 a 17.00, en el marco de la campaña Unidos por Paraguay.

La Pastoral Social Arquidiocesana insta a la ciudadanía en general a seguir colaborando con víveres.

“Ahora estamos cerrando nuestra campaña de recolección de abrigos, estamos entregando en coordinación con la Municipalidad de Asunción (…), y estaremos a la espera de alimentos no perecederos”, señaló a NoticiasPy Ricardo González, coordinador del operativo.

Nota relacionada: Pastoral Arquidiocesana lanza campaña de recolección de víveres

Se trata de una campaña que inició antes de las inundaciones ocurridas en Pilar, Ñeembucú, y en Asunción, por lo que esperan la colaboración también de asociaciones de funcionarios e instituciones públicas y privadas.

Embed

González señaló que, desde otras diócesis del país, están llevando adelante la misma iniciativa para ayudar a las familias afectadas por las crecidas en diferentes puntos del territorio nacional, como Encarnación, Ciudad del Este, Villarrica y Coronel Oviedo.

Te puede interesar: Iglesia invita a realizar una maratón por los damnificados

Todos los alimentos colectados se destinarán a las personas más necesitadas, por intermedio de las diferentes diócesis del país, y serán distribuidos en Alto Paraguay, Ñeembucú, Pilcomayo, Presidente Hayes, Concepción, entre otros.

Algunos alimentos solicitados son: yerba, fideo, azúcar, harina, arroz, aceite en lata, leche en polvo, enlatados en general y panificados secos.

El avance de las aguas se inició a mediados de marzo con el aumento de las precipitaciones, lo que dejó comunidades aisladas y caminos intransitables en todo el país.

De acuerdo a la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN), hay más de 60.000 familias afectadas por las inundaciones y el último temporal que se desató el pasado viernes. La tareas de asistencia continúan hasta la fecha.

Dejá tu comentario