País

Paraguay tiene "rabia caninacero" desde hace seis años

El último caso se registró en el año 2005. El país está en vías de eliminación de la rabia canina. No obstante, el Centro Antirrábico atiende unos 15.000 pacientes al año por agresiones de animales.

Desde el año 2005, Paraguay no registra ningún caso de rabia canina. Y desde el 2004, tampoco de rabia humana. Estas estadísticas lo ubican en la categoría de país en vías de eliminación de la rabia humana, según el director del Centro Antirrábico Nacional (CAN), Dr. Miguel Ángel Castagnino.

En el 2010, además, Paraguay pasó de ser considerado país de alto riesgo para rabia, a ser categorizado por la OPS como país de riesgo moderado.

La rabia es una enfermedad mortal, causada por un virus que daña el encéfalo (cerebro), que afecta a varias especies de animales (perros, gatos, monos, caballos, etc.), pero también puede ser transmitida al ser humano a través de mordeduras o arañazos ocasionados por animales infectados.

La principal herramienta de lucha contra esta enfermedad es la vacunación antirrábica preventiva en los animales y la vacunación de tratamiento antirrábico en los humanos que, por haber sido agredidos por un animal sospechoso, tienen riesgo de contraerla. "La rabia es una enfermedad prevenible 100 % por vacunación", resalta Castagnino.

AGRESIONES. Que no haya casos de rabia no implica que no existan agresiones de animales. En el 2010, Centro Antirrábico atendió a 16.349 pacientes que consultaron por ataques o mordeduras de animales, la mayoría perros, aunque también hubo gatos, monos, coatís y caballos agresores.

Esta cantidad es menos de la mitad de lo que se registraba en la década del '90, cuando las consultas por mordeduras superaban las 35.000 por año.

"Apuntamos a la estrategia de tenencia responsable de mascotas. Es decir, que la gente que tiene estos animales tome conciencia de vacunarlos cada año", explicó el director del CAN.

Castagnino señaló que actualmente el país tiene presupuesto para combatir esta enfermedad. "Hemos asegurado la compra de biológicos para las personas agredidas y para los caninos y felinos", afirmó.

NUEVA ESTRATEGIA. Actualmente, la forma de manejo de las personas agredidas por animales ha cambiado, explicó el doctor Castagnino, pues ya no se aplica en todos los casos el tratamiento vacunatorio.

"Cuando un animal que es conocido agrede a una persona en un miembro inferior, y el animal puede ser observado, entonces ya no se le vacuna a la persona sino que se procede a la observación del animal por 10 a 15 días. Si no manifiesta ninguna sintomatología o ningún evento adverso, esa persona queda de alta. No necesita la vacunación", indicó.

Pero si el animal es desconocido o por algún motivo no puede ser observado, se evalúa o se establece un esquema de vacunación. Según Castagnino, la vacuna que se utiliza en el país no tiene contraindicaciones y se aplica en el brazo.

El tratamiento completo abarca cinco dosis: la primera se aplica en el día cero, que es el día de la agresión; un refuerzo al 3.º día, otro al 7.º, al 14.º y a los 28 días.

ELIMINACIÓN. "Tenemos que celebrar, porque el impacto de una muerte por rabia es tremendo. En el mundo, esta enfermedad mata a 55.000 personas, especialmente en países de Asia y África", subrayó el director del Centro Antirrábico.

"Felizmente, la OPS elaboró un plan regional de eliminación de esta enfermedad. Todos los países están camino a la erradicación. Algunos estamos más adelantados y otros menos", dijo.

El Programa Nacional de Control de Zoonosis y Centro Antirrábico Nacional brinda servicios de consulta médica, vacunación antirrábica humana y canina gratuita, atención de urgencias y curaciones por accidentes de mordeduras y consulta veterinaria.

Las cifras

16.349

pacientes fueron atendidos en el Centro Antirrábico Nacional, en el año 2010, por agresiones de animales.



49 %

del total de atendidos, eran menores de 15 años. De estos, el 12 % sufrieron lesiones en la cabeza y cara. Los adultos, en cambio, fueron más afectados en piernas y brazos.



87 %

de las agresiones fueron realizadas por perros. El 6 % por gatos y el 4 % por otros animales, entre ellos monos, coatís y caballos.



650.000

es la cantidad de perros que habría en Paraguay, según las estimaciones. La OPS estima que hay 1 perro por cada 10 habitantes.



2005

fue el año en que se registró el último caso de rabia canina en Paraguay. El último de rabia humana fue en el 2004.



Dejá tu comentario