País

Paraguay se declara en alerta por epidemia de gripe porcina

El Ministerio de Salud emitió ayerriesgo de pandemia por influenza porcina. El país no registra casos. Quienes llegan al Silvio Pettirossi deben comunicar la presencia de síntomas.

Justo cuando México es centro de atención a causa de la epidemia de gripe porcina, y el día en que el Paraguay declara alerta epidemiológica ante el riesgo de una posible pandemia del mal, llega al país un grupo de futbolistas aztecas del San Luis de Potosí, ciudad donde ya fallecieron más de 20 personas a causa de la mencionada influenza.

Los deportistas mencionaron que antes de salir de su país recibieron un control médico, que en el aeropuerto de Chile les tomaron la temperatura corporal, y que en el Silvio Pettirossi debieron llenar un formulario sobre la posible presencia de síntomas y consignar el lugar de alojamiento.

Si bien en el Paraguay todavía no existe ningún caso confirmado ni sospechoso de gripe porcina, el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social comenzó a tomar medidas de precaución buscando evitar que la enfermedad atraviese las fronteras.

Se conformó un equipo de control que vigilará todos los vuelos que llegan, controlando el ingreso de personas al país, haciéndoles llenar el ya mencionado formulario.

Por otro lado, Daniel Epstein, vocero de la Organización Panamericana de la Salud, afirmó ayer que nadie, ni siquiera un especialista, puede saber la rapidez con que la enfermedad puede expandirse al resto de los países del continente.

VACUNA SIN EFECTO. La doctora Águeda Cabello, de Vigilancia de la Salud, sostuvo que la vacuna para la influenza que existe en el país está ideada para la cepa normal de gripe estacional, que circula año a año en la región.

"Es exclusivamente para la influenza estacional. En esa constitución de la vacuna no se encuentra incluida la cepa porcina, por lo que es poco probable que la misma proteja contra la gripe porcina N1H1", explicó.

Comentó que la posibilidad y el riesgo de una pandemia aparecen desde el momento en que la enfermedad es transmitida de humano a humano, y no solo de animal a humano.

Puso énfasis en una negativa a la automedicación por parte de la población ante la aparición de posibles síntomas -fiebre alta, tos, estornudos, dificultades respiratorias, falta de apetito- e instó a la consulta precoz.

"Hay una gran diferencia entre los casos de Estados Unidos y México, pero aparentemente el problema en este último país es que acuden a los servicios de salud de manera tardía", expresó la galena.

Dijo que la gravedad con que se pueda desarrollar el cuadro en una persona depende de la edad de la afectada y de si existe una comorbilidad. Se trata de un cuadro gripal que puede complicarse con problemas como neumonía o dificultades para respirar.

Las precauciones que pueden ser tomadas de modo a evitar el contagio del mal son el lavado frecuente de manos y la utilización de pañuelos desechables al toser o estornudar.

Cabello explicó además la necesidad de postergar viajes a países como Estados Unidos, Canadá o a México debido al peligro de una epidemia, instando a la población a realizarlos solamente si son impostergables.

AUTORIDADES AUSENTES

Encontrar ayer a alguna autoridad sanitaria que pueda dar informaciones sobre la gripe porcina fue tarea difícil.

La ministra de Salud, Esperanza Martínez, viajó a Buenos Aires para el lanzamiento de la campaña de vacunación. El doctor Carlos Torres, director del Programa Ampliado de Inmunizaciones, también se encontraba de viaje; y el doctor Iván Allende, titular de la Dirección General de Vigilancia de la Salud, fue a Washington.

Finalmente, la doctora Águeda Cabello se puso a disposición para una entrevista.

Dejá tu comentario