Nacionales

Paraguay pide que Cumbre Iberoamericana contribuya a la "reconciliación"

El presidente Mario Abdo Benítez, pidió que la XXVI Cumbre Iberoamericana celebrada en Antigua, Guatemala, "contribuya a la paz y a la reconciliación" e instó a los mandatarios de la región a gobernar para todos los ciudadanos y evitar la polarización.

"Espero que estos encuentros contribuyan a la paz y a la reconciliación. Lo que necesita el mundo no es la división ni el odio, ni la violencia, ni la anarquía. Necesitamos la reconciliación, el amor y la sabiduría", afirmó el mandatario paraguayo ante sus colegas iberoamericanos durante la XXVI Cumbre Iberoamericana.

Mario Abdo Benítez instó a sus colegas a tener en cuenta todas las sensibilidades políticas para gobernar, ya que la "unidad nacional" trae prosperidad para los países, a diferencia de la polarización.

"Hemos sido testigos de los estragos causados por los gobiernos que han olvidado su sagrado deber de respetar al colectivo que les ha elegido. Los gobernantes tenemos que bregar siempre para alcanzar la unidad nacional, aceptando el disenso como elemento fortalecedor de la democracia", apuntó.

El gobernante paraguayo, que accedió al poder este año, expresó además su compromiso con el cumplimiento de la Agenda 2030 y la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

"Paraguay asigna capital importante a estos desafíos (...) y ha optado por internacionalizar la Agenda 2030 mediante su inserción en políticas públicas de mediano y largo plazo", dijo.

El presidente afirmó que el desarrollo sostenible, el tema oficial de la cumbre, "es un fenómeno complejo y multidimensional" y que por eso es necesario incluir otras variables distintas al producto interno bruto (PIB) para medir la riqueza de los países.

También habló de respetar el derecho a la vida de los no natos, proteger los recursos naturales de los países y resaltar la educación "como base insustituible de la sociedad".

Además de Abdo Benítez, asistieron a esta cita los presidentes de Brasil, Michel Temer; Bolivia, Evo Morales; Perú, Martín Vizcarra; Ecuador, Lenin Moreno; Panamá, Juan Carlos Varela; Guatemala, Jimmy Morales; México, Enrique Peña Nieto; Honduras, Juan Orlando Hernández; El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, y Costa Rica, Carlos Alvarado.

Por parte de España asistieron el rey Felipe VI y el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez. También participaron los presidentes de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, y de Andorra, Antoni Martí, cuyo país organizará la próxima Cumbre Iberoamericana en 2020.

No han viajado a Antigua ni el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, que canceló a última hora, ni el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, que nunca llegó a confirmar su asistencia. La crisis de Nicaragua y Venezuela son dos de los temas que más polarizan a la región.

Fuente: EFE

Dejá tu comentario