Economía

Paraguay es uno de los países que más gastan para recaudar, según el BID

En el informe "Recaudar no basta. Los impuestos como instrumento de desarrollo", el organismo revela que el costo de recaudación representa el 2,4% de los ingresos tributarios, al igual que Brasil y Honduras.

En promedio, en América Latina los costos de administración representan el 1,4% de la recaudación, una cifra solo algo más alta que el promedio para los países desarrollados de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que es del 1%, y que está muy influida por los altos costos de la administración en Honduras, Brasil y Paraguay, señala el informe denominado "Recaudar no basta. Los impuestos como instrumento de desarrollo", dado a conocer ayer por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El costo de recaudación de Paraguay representa del 2,4% de los ingresos tributarios netos, superado solo por Honduras con 2,5%. En la región, Brasil registra un costo de recaudación similar al de Paraguay, 2,4% sobre los ingresos tributarios netos.

Los demás países de la región como Argentina y Uruguay tienen un costo de recaudación del 1,5%.

Bolivia tiene un costo de recaudación de solo el 1% de los ingresos tributarios netos.

El informe del BID agrega que los sistemas tributarios que se destacan por su complejidad según otros indicadores, como el brasileño o el boliviano, no parecen incurrir en costos excesivos de administración. Añade, no obstante, que nada de esto sugiere que las administraciones tributarias sean particularmente ineficientes.

Por consiguiente, indica, a pesar de que las administraciones tributarias son mucho más capaces que en el pasado y de que, en general, no padecen de serios problemas de ineficiencia, hay grandes diferencias entre unos y otros países, y es mucho lo que puede hacerse aún para conseguir un mejor cumplimiento de las obligaciones tributarias.

RESPONSABILIDAD. En el documento también se hace hincapié en la necesidad de que los gobiernos subnacionales deben asumir una mayor responsabilidad en la generación de ingresos propios para promover el desarrollo local y para atender la creciente demanda de infraestructura y servicios locales que surge de la continua urbanización.

Al respecto, refiere que ello conduciría a que las autoridades tengan mayor autonomía para tomar e implementar sus decisiones de política. Además, reduciría la dependencia de las transferencias del gobierno central; y aumentarían la eficiencia y la transparencia en el gasto.

Mientras que el gasto de los gobiernos subnacionales como porcentaje del gasto público total pasó del 20% en 1985 al 30% en 2009, el porcentaje de ingresos propios recaudado por estos gobiernos permaneció estancado (casi el 10% del total nacional), sostiene el estudio del BID.

EJECUTIVO TIENE PODER EN EL PGN

Mientras que en la mayoría de los países el Poder Legislativo puede influir de jure (derecho) en el tamaño y la composición del presupuesto, en países como Bolivia, Paraguay y República Dominicana, el Ejecutivo tiene de facto mucho poder para recortar o reasignar el gasto mientras elabora el presupuesto, según el informe del BID.

Agrega que en Chile, después de que el Ejecutivo presenta el presupuesto, el Legislativo solo puede reducir las partidas presupuestarias y ni siquiera puede proceder a reasignaciones aumentando unas partidas a expensas de otras. En Brasil, si bien los legisladores pueden introducir enmiendas, el presidente puede eventualmente decidir si estas enmiendas "aprobadas" tienen realmente financiamiento.

La cifra

81%

de los contribuyentes registrados por el fisco paraguayo son activos, según el informe del Banco Interamericano.

Dejá tu comentario