Nacionales

Para senadores, Mario Abdo utiliza prácticas stronistas al hablar de desestabilización

Senadores coinciden en que el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, recurre a viejas prácticas de la dictadura stronista al acusar a sectores de la oposición de un supuesto plan desestabilizador contra su Gobierno. Una analista política sostiene que el mandatario contribuye a su propia inestabilidad.

Los senadores Hugo Richer y Víctor Ríos, del Frente Guasu y del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), respectivamente, coincidieron en que el presidente Mario Abdo Benítez recurre a viejas prácticas del régimen de Alfredo Stroessner al denunciar a sectores opositores de un supuesto plan para desestabilizar al Gobierno, sin prueba alguna.

Lea más: Abdo Benítez afirma que hay sectores que buscan un muerto para tumbarlo

Abdo Benítez dijo este viernes en el Departamento de Guairá que "muchos están buscando su muerto" en manifestaciones y cierres de rutas para sacarlo del poder. Referentes del oficialismo vienen denunciando en los últimos días un supuesto plan de desestabilización.

Al respecto, Richer dijo que le hubiera gustado que el titular del Ejecutivo llame a un diálogo con todos los sectores políticos y sociales debido a los problemas estructurales graves que tiene el país. Además, afirmó que "evidentemente" el mandatario está asustado por lo que ocurrió en Ecuador y lo que sucede en Chile.

“Pero en vez de propiciar un gran debate sobre los grandes problemas del país, yo creo que él no piensa más allá, creo que tiene su estructura ideológica, como él dice, el fantasma de los conspiradores, términos muy usuales en la época de la dictadura para acusar a alguien. Esa es la línea de su gobierno, de ponerse en papel de víctima”, remarcó el parlamentario.

Así también, refirió que Abdo Benítez demuestra debilidades por una falta de capacidad y liderazgo político.

Le puede interesar: Oficialismo teme estallido y apunta a la izquierda y al sector efrainista

"Como dije en el Congreso, yo no voy a defenderme, ni el Frente Guasu; en todo caso son ellos los que tienen que aportar los elementos, las pruebas, porque si no, ellos mismos se desestabilizan. Hay una mala gestión política del presidente de la República, hay una recesión económica, hay graves problemas sociales y el Gobierno, en vez de tener un discurso para enfocarnos en estos tres aspectos, todos los días lamentablemente está con la acusación de desestabilización. Yo creo que está totalmente desorientado", aseveró.

Mario Abdo "se pone en papel de víctima"

Por su parte, el senador Víctor Ríos manifestó que es una gran irresponsabilidad acusar en general a los sectores de la oposición, sin identificarlos, ya que queda como una expresión sin fundamentos y disparatada.

Asimismo, señaló que el papel de víctima de Mario Abdo obedece a una antigua táctica que formó parte de la doctrina de seguridad nacional que sirvió para el sostenimiento de las dictaduras militares de la segunda mitad del siglo 20 en América Latina, entre las cuales se encuentra la dictadura de Stroessner.

Entérese más: Oficialismo teme estallido y apunta a la izquierda y al sector efrainista

En ese sentido, recordó que los dictadores adoptaban un nacionalismo falso y por otro lado alimentaban el fantasma de la subversión, de la desestabilización, de que se querían promover golpes de Estado para justificar después mano dura o militarizar el país, "así como lo hizo el presidente de Chile, Sebastián Piñera, sin responder a los reclamos de grandes sectores de la sociedad".

De la misma manera, ambos senadores coincidieron también en que el Gobierno confunde el papel de la oposición, el cual es criticar aquello con lo que no concuerdan, como el acuerdo sobre Itaipú y las actas reversales de Yacyretá, firmadas por el ex presidente Horacio Cartes y el argentino Mauricio Macri.

Abdo Benítez "contribuye a su propia desestabilización"

La analista política Estela Ruiz Díaz expresó que si el presidente tiene una información tan sensible de un supuesto plan de desestabilización y la búsqueda de un muerto para tumbarlo, tiene que compartirla, ya que de lo contrario él mismo puede contribuir a su inestabilidad, denunciando desestabilización.

“Cuando se denuncia desestabilización es porque hay inestabilidad política. O sea, el propio presidente está hablando de inestabilidad política, entonces es grave si es verdad y también si el Gobierno está exagerando la situación”, afirmó.

Entre tanto, aseveró que el Gobierno debe tener prudencia y que la información calificada y clasificada debe apuntar a los sectores en específico, "si realmente es cierto, y no estar lanzando acusaciones en general".

“Puede ser un bumerán para el presidente denunciar desestabilización, él mismo está diciendo: 'mi Gobierno es inestable'. Está como a la defensiva”, finalizó.

Dejá tu comentario