Deportes

Para ganar confianza

Con una victoria 2-0 ante Guatemala, Paraguay se perfila para la Copa América.

Juan Manuel Massare
jmassare@uhora.com.py

Con goles de Gustavo Gómez y Derlis González, el segundo de penal, Paraguay cosechó una victoria 2-0 ante Guatemala en su último juego de cara a la Copa Brasil 2019. Este triunfo que sirve más que nada para las estadísticas, para cortar esa racha de 15 partidos amistosos sin ganar.

En comparación al juego anterior, frente a Honduras, para este encuentro el seleccionador Eduardo Berizzo apostó por otra figura táctica y otros hombres. El 4-1-4-1 le dio la posibilidad de que los volantes por fuera y por dentro busquen asociarse, y rotar constantemente. En los primeros minutos esos movimientos tácticos generaron espacios, pero faltaron ideas claras para aprovecharlas.

El rival de turno invitó a que la Albirroja tenga y maneje casi a placer el balón, pero metió tanta gente atrás, que se hizo complicado hacer daño. Fue difícil alimentar a Óscar Cardozo o que algún volante se suelte y rompa líneas para sorprender. En la primera etapa se tuvo una sola aproximación de peligro, con un cabezazo de Gómez.

La otra cara de la moneda se vio cuando Guatemala salía a jugar. Con toques rápidos y precisos, dejó en evidencia la falta de poder de recuperación del equipo local con esta figura y estos hombres. Ante la falta de oficio, nuestros volantes cometieron falta cada vez que iban por el balón.

vieja fórmula. El gol de Gómez, gracias a la vieja fórmula centro cabeza y gol, inclinó un poco más el juego en favor de la Albirroja. Las movidas realizadas de la segunda parte surtieron efecto, especialmente por derecha, donde Pérez comenzó a encarar y desbordar. Por ese sector llegó la jugada para el penal que marcó Derlis. El punto flaco, la izquierda, donde Romero ni Arzamendia lograron marcar diferencia.

Defensivamente no se sufrió, pero porque el rival no exigió, a tal punto que Roberto Fernández fue un espectador más. Los cambios que realizó Berizzo no pudieron mostrar tanto efecto. Sánchez le dio un poco más de velocidad y seguridad en la circulación del balón, Cecilio no pudo terminar bien las veces que entró en contacto con el balón y por último pudimos ver que Bruno Valdez es una opción como volante tapón para el DT albirrojo.

La figura
Gustavo Gómez
Atrás estuvo siempre atento y aparte demostró ser un verdadero líder con empuje, rompiendo líneas para sorprender en ofensiva.

6 años y 4 meses pasaron para que la Albirroja gane un partido sin recibir gol. La última vez fue 3-0 contra El Salvador del 6 de febrero de 2013, encuentro jugado en Tuyucuá.

Dejá tu comentario