Nacionales

Para Alberto Martínez Simón, hay mucho trabajo para reducir el hacinamiento

El ministro de la Corte Suprema de Justicia Alberto Martínez Simón aseguró, este miércoles, que hay mucho trabajo por hacer para tratar de reducir el hacinamiento en las penitenciarías del país. Esto, teniendo en cuenta los últimos hechos de violencia que ocurrieron en varias cárceles.

La aplicación abusiva e indiscriminada de la prisión preventiva a personas que afrontan un proceso penal podría ser uno de los elementos que suman a la congestión de las cárceles de todo el país, según explicó el ministro Alberto Martínez Simón.

Reconoció que falta mucho por hacer para erradicar el hacinamiento en las penitenciarías y el alto número de presos sin condena; sin embargo, dijo que desde la Corte Suprema de Justicia (CSJ) están trabajando para dar una solución a esa problemática.

“La cárcel es una responsabilidad del Poder Ejecutivo, pero nosotros no podemos dar la espalda a la situación. Las cárceles están habitadas por personas que fueron remitidas por los jueces”, indicó en contacto con radio Monumental 1080 AM.

Puede leer más: Presentan SIPPy, un censo de presos para evitar mora

Martínez Simón dijo que en los últimos años se criminalizaron varias figuras penales y que esto sería otro de los motivos de la excesiva cantidad de presos, ya que el hecho qué cometió no le permite una salida alternativa a la prisión.

"Es una situación que no solo hace a la seguridad de ellos (los reclusos) sino a la fiabilidad del sistema", prosiguió. Situación causada, en parte, por la mora judicial y el desconocimiento de los presos sobre sus procesos.

Consideró que el problema es grave y admitió que el Poder Judicial tiene la responsabilidad cuando se habla de mora judicial. "Tenemos que ponernos a trabajar entre todos", reflexionó.

Puede leer: Revelan cuáles son hechos punibles más frecuentes entre los presos

Según datos del Sistema de Información Penitenciaria del Paraguay (Sippy), la población total de presos y presas es de 16.703, de los cuales el 23% posee una condena firme y el 77% aún se encuentra en la etapa de procesados.

Ante la situación de superpoblación, dijo que un paso que se pude dar es con ayuda del Ministerio de Defensa Pública y los gremios de abogados para establecer una campaña para que legistas particulares ejerzan la defensa de los presos que no cuentan con un abogado y una revisión caso por caso.

Especialmente para aquellas personas que ya debían haber salido y por alguna razón siguen recluidas. Además, el ministro sugirió que el imputado lleve su proceso con la Justicia en libertad, siempre y cuando no existan riesgos de fuga y obstrucción a la investigación.

"Necesitamos sentarnos para entender la situación y las condiciones de las cárceles en el país. No todos entienden cuándo una persona debe llevar su proceso en libertad y cuándo no", refirió el ministro.

Más detalles: Fallece interno de penitenciaría de Itapúa

Los últimos hechos registrados en las penitenciarias del país dejaron como saldo muchos fallecidos y heridos. Además, pusieron en evidencia la situación inhumana en la que permanecen los reclusos.

En la cárcel de San Pedro se produjo un enfrentamiento entre integrantes del Primer Comando Capital (PCC) y miembros del clan Rotela, que se dedican al microtráfico.

Poco después, se registraron heridos en enfrentamiento en Tacumbú, lo que dejó como saldo nueve heridos.

Mientras que este martes un recluso perdió la vida al recibir 17 heridas de arma blanca en el cuerpo. Estaba recluido en el Centro de Rehabilitación Social (Cereso), ubicado en Encarnación, Departamento de Itapúa.

Casi al mismo tiempo, un riña en la hora del desayuno puso en alerta a las autoridades de la Penitenciaría Regional de Pedro Juan Caballero, Departamento de Amambay, donde un recluso recibió varias estocadas tras una pelea con otro.

Dejá tu comentario