País

Papa autoriza beatificación de la carmelita paraguaya

Ya está. Chiquitunga tiene el visto bueno del papa Francisco, quien ayer –de forma oficial– autorizó a la Congregación para la Causa de los Santos a que redacte el decreto por el cual se eleva a la condición de beata a la venerable María Felicia del Santísimo Jesús, la carmelita paraguaya cuyos devotos le atribuyen milagros producidos mediante su intercesión.

La esperada noticia trascendió en las primeras horas de la víspera y fue confirmada luego por monseñor Edmundo Valenzuela, presidente de la Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP), en rueda de prensa.

Incluso, el Santo Padre dispuso la canonización del arzobispo Óscar Arnulfo Romero, arzobispo de San Salvador que murió asesinado a manos del ejército de su país, el 24 de marzo de 1980.

“De este modo llegan dos latinos a los altares. Chiquitunga será la primera mujer paraguaya beata y desde ya nos adelantamos en felicitar a la mujer en su día internacional”, anunció Valenzuela.

Señaló que hace tiempo esperaban la confirmación de la Santa Sede para iniciar los detalles de la misa de beatificación que tendrá lugar en el estadio del club Cerro Porteño, el sábado 23 de junio próximo. Quedó establecido, a su vez, que el día de conmemoración como beata será cada 28 de abril, fecha en que se recuerda la muerte de la carmelita.

Legado. Chiquitunga perteneció hasta los 30 años a la Acción Católica y luego fue a la Orden del Carmelo y se hizo carmelita descalza hasta su muerte producida cuatro años después, en 1959. Antes de morir dijo lo siguiente: “Papito querido, qué feliz soy. Qué grande es la religión católica. Qué dicha el encuentro con mi Jesús, soy muy feliz. Jesús te amo. Qué dulce encuentro, Virgen María”, leyó el arzobispo de Asunción.

Preparativos. A partir de ahora –dijo– difundirán en los colegios católicos y en las parroquias el himno que se prepara a Chiquitunga. También un “nuevo texto de oración” a la flamante beata se dará a conocer para la celebración.

Estiman que 60.000 personas sentadas entrarán en La Nueva Olla, durante la misa de beatificación. Dada a la gran afluencia de fieles, analizan instalar pantallas gigantes en los estadios cercanos, de Sol de América y Nacional, donde se podrá seguir la liturgia.

El cura romano Rómulo Gambalunga llegará mañana al país con la misión de orientar los pasos a seguir para la canonización de Chiquitunga.

Dejá tu comentario