Política

Otros cinco municipios también van hacia el blanqueo en Diputados

El pacto entre la mayoría de colorados y llanistas salvaría a los intendentes y concejales de otros municipios que buscan ser intervenidos. Incluso hay un jefe comunal privado de su libertad.

La Cámara de Diputados todavía tiene que analizar el pedido de intervención de cinco municipios, luego del blanqueo que hicieron de siete intendencias el pasado martes, en una acelerada sesión que fue cuestionada por los partidos de menor representación parlamentaria.

Los legisladores deben expedirse sobre Francisco Caballero Álvarez (Canindeyú); Humaitá (Ñeembucú); San Pablo (San Pedro); San Carlos del Apa (Concepción), y Mbocayaty del Yhaguy (Cordillera). Todo hace parecer que la mayoría de colorados y llanistas que blindaron a las comunas en la última sesión también dejarán sin efecto las restantes solicitudes de intervención.

Una de las comisiones que ya se reunieron analiza el caso de la Comuna de Humaitá, que se encuentra bajo la administración del colorado cartista Víctor Bordoli, quien viene salpicado por varias irregularidades. El diputado liberal Teófilo Espínola, miembro de dicha comisión, informó hace días que primeramente se reunieron con los concejales de dicha municipalidad, que acercaron más documentos para probar las denuncias en contra del jefe comunal. Agregó que Bordoli también fue recibido y escucharon su descargo.

Espínola indicó también que se debe analizar con detenimiento el caso, ya que una mayoría absoluta –11 de 12 concejales– presentó el pedido de intervención. Sin embargo, parece que el pacto que salvó a las intendencias el martes pasado persistirá.

Los concejales de Humaitá citan como causal de intervención que el jefe comunal nunca remitió a la Junta Municipal los documentos respaldatorios de las rendiciones de cuentas, cuatrimestrales y anuales, “situación que demuestra el manejo absolutamente discrecional e irregular de los fondos públicos de la Municipalidad”, según los ediles.

Señalan la existencia de una malversación de más de G. 2.000 millones. Citan que la Intendencia recibió la suma de G. 2.485 millones para el pago de deudas de ejercicios anteriores y que, sin embargo, el intendente Bordoli desvió el uso de dichos fondos, no pagó las deudas y no existe ninguna documentación que demuestre la utilización de dicho dinero. Bordoli busca el apoyo de los diputados colorados.

Por otro lado, en San Pablo supuestamente son varias las irregularidades detectadas en la administración actual, en cuanto a la ejecución presupuestaria. También acusan la falta de documentos respaldatorios de la ejecución presupuestaria de San Carlos del Apa, municipio bajo la administración del colorado Higinio Fernández.

En Mbocayaty del Yhaguy, esta vez es el intendente quien acusa a la Junta Municipal; y la situación en Francisco Caballero Álvarez no es menor, ya que el jefe comunal incluso se encuentra preso.

Embed

Dejá tu comentario