País

Otorrinos se suman a exigencia de colegiatura para ejercer profesión

 

Postura sentada. La Sociedad Paraguaya de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (Sporl y CCC) lanzó recientemente un comunicado donde ratifica la importancia de los medios en la acreditación de profesionales de las áreas médicas.

En dicho escrito, ratifican y reivindican el rol de las sociedades en lo concerniente a los aspectos de capacitación, actualización y de formación continua de sus miembros.

Señalan que este constituye el único mecanismo vigente en el país, tendiente a la búsqueda de la excelencia y competencia de los profesionales médicos.

En la parte final, el documento señala que la Sporl y CCC se ratifica en su decisión de trabajar exclusivamente con profesionales anestesiólogos y de otras especialidades, acreditados ante sus respectivas sociedades científicas.

Posicionamiento. “No le vamos a obligar ni amenazar a ningún médico que se haga llamar otorrino. Su contratación queda a criterio de la empresa prepaga llamarle otorrino a alguien que quizás desconocemos”, aclara el doctor Federico Rivarola, presidente del gremio que agrupa a los otorrinos en el país.

Explicó que la postura de la nucleación tiene como fin principal garantizar que cualquier paciente que vaya a consultar sea atendido por un profesional certificado. “Desde esta sociedad impulsamos que los profesionales puedan actualizar sus conocimientos constantemente”.

Reveló que particularmente le tocó descubrir casos de personas que presentaban currículum inventados, con supuestas especializaciones en el extranjero.

“En uno de los casos, personalmente tuve que llamar a verificar si esa persona realizó las especializaciones en el extranjero. Me dijeron que ni le conocían”. Detalló que en el país, son 107 los otorrinos que están recertificados por la sociedad. Adelantó que se irá publicando una lista de estos profesionales.

Certificación. Con respecto al relacionamiento con la Cámara de Instituciones Médicas Asistenciales del Paraguay (Cimap), existe un trabajo armónico.

Refirió que por el contrato de trabajo, el médico tiene la potestad de elegir su plantel quirúrgico. “Instamos a los miembros de nuestro gremio a trabajar con profesionales que cuenten con la debida certificación”.

Alexandra Garcete, titular de Cimap, mencionó a su turno que los servicios se han normalizado plenamente en los sanatorios privados, tras el último conflicto con los anestesiólogos. Comentó que luego del episodio, 150 profesionales de esta área firmaron contratos individuales. “Varios de ellos son miembros de la Sociedad Paraguaya de Anestesiología (SPA)”.

La referente de Cimap se dirigió una vez más a los asegurados de las empresas prepagas: “Garantizamos el servicio, contratamos a profesionales que están en regla”, expresó Garcete.

Dejá tu comentario