Política

Operó seis años sin un “mínimo control”

 

El informe final de la Comisión Bicameral de Investigación (CBI) advierte que Darío Messer pudo operar durante seis años en el sistema financiero paraguayo sin siquiera un “mínimo control razonable”.

El documento detalla cuáles fueron las actuaciones de entidades bancarias como el Banco Nacional de Fomento (BNF) y el Banco Amambay (actualmente BASA), así como instituciones como la Superintendencia de Bancos, la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero (Seprelad) y el Ministerio de Hacienda.

Con respecto al BNF, el informe señala que a fines del 2011 Messer abrió una cuenta en la entidad sin siquiera presentar su cédula de identidad, sino apenas la contraseña, ya que recién en el 2012 consiguió una cédula paraguaya.

Nota relacionada: Fiscales del operativo Lava Jato se reunirán con sus pares paraguayos

“Podemos afirmar con énfasis que se procedió a la apertura de esta cuenta con el gerente (Jorge) Lavand de manera irregular, en la frontera, lo cual lo convierte en cliente de alto riesgo, haciendo operaciones, recibiendo giros a partir del 2012 de paraísos fiscales, Luxemburgo, Islas Vírgenes, etc. Tenemos operaciones bancarias por seis años de manera ininterrumpida sin ninguna exigencia y sin un mínimo control razonable”, destaca el informe.

Al respecto detalla que el BNF no generó un Reporte de Operación Sospechosa (ROS) hasta el 2015, cuando una de las empresas de Messer y su grupo incursionó en la compra de bonos del Estado paraguayo.

También puede leer: Darán entrada hoy al informe sobre Messer

Sobre la Superintendencia de Bancos, la CBI concluyó que “falló en el control periódico al que estaba obligado”, a pesar de contar con las herramientas legales y técnicas para hacerlo.

Otro punto que cuestiona el informe, teniendo en cuenta que está comprobado que Darío Messer compró bonos del Estado paraguayo, es que el Ministerio de Hacienda no tiene una “trazabilidad de origen y seguimiento” de los tenedores finales de los bonos emitidos por el Estado.

Dejá tu comentario