Nacionales

Operativo Espada: Dueño donde operaba pista se expone a 15 años de cárcel

La fiscala Lorena Ledesma, quien lideró el operativo Espada, explicó que el dueño de las tierras donde operaba una pista clandestina se expone a una pena de hasta años 15 de cárcel, por facilitación de servicios para el transporte.

Ramón Giménez Velázquez, de 51 años, propietario de las tierras donde funcionaba una pista clandestina, en San Pedro, se expone a una pena máxima de 15 años de cárcel por la facilitación de servicios en el tráfico para el transporte aéreo y terrestre, señaló la fiscala Lorena Ledesma, en comunicación con Monumental 1080 AM.

El hombre también fue imputado por otros hechos punibles como el tráfico internacional de drogas, comercialización, posesión y extorsión agravada.

"El dueño de la estancia fue detenido en el lugar y ya está siendo procesado", agregó la agente del Ministerio Público.

Más detalles: Operativo Espada pone en evidencia falencias de comandante y ministro

La propiedad intervenida está ubicada en la zona de Hugua Guazú, distrito de General Aquino, donde cayó un cargamento de 302 kilos de cocaína y se incautaron una avioneta y vehículos, durante el operativo Espada.

Giménez Velázquez se encontraba con otras 11 personas más, entre civiles y policías, cuando agentes de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) y la Fiscalía ingresaron al lugar.

Además, fueron detenidos: Carlos Escobar Núñez, Celso Benítez Fleitas, Amado Pérez Marecos y Luis Darío Candia Zelada, este último de nacionalidad boliviana.

Puede leer: Operativo Espada: Comandante asegura que policías detenidos deben ir a la cárcel

A estos se suman los agentes de la Policía Nacional identificados como: suboficial mayor José David Alonso Salinas, más los oficiales primeros Édgar Diosnel Sosa Melgarejo y Juan José Benítez Achucarro, suboficial principal Pablo Cabrera Escobar, suboficial inspector Víctor Daniel Dávalos Peralta, el suboficial Antonio Joel Quiñónez y Carlos César Ayala Marecos.

Dos días después de finalizar el operativo, el juez Elio Ovelar dispuso prisión preventiva para todos. Los uniformados van a la Agrupación Especializada y los civiles a Tacumbú.

Según Ledesma, toda la investigación y los trabajos de inteligencia comenzaron el pasado 8 de marzo y esto dejó en descubierto la estructura de una organización que se dedicaba al tráfico de cocaína.

El grupo adquiría la droga de Bolivia y luego la enviaba al Brasil, por vía aérea.

Dejá tu comentario