Interior

Ocupantes se manifiestan mientras se aguarda desalojo

 

Familias que ocupan una finca del Verbo Divino se manifestaron ayer frente al edificio de la Municipalidad de Cambyretá, en protesta por las denuncias realizadas por el intendente de la localidad, quien señaló que existen delincuentes entre los ocupantes, así como también denunció el comercio de tierras que se realiza de manera interna, cobrando sumas de dinero por un terreno ajeno, invadido y sin documentos.

Los manifestantes reconocieron que no hay diálogo con representantes del Verbo Divino, recordando que en un primer momento hubo una promesa de cederles la tierra, ocasión en que el número de familias era menor.

Son unas 350 familias, que continúan dentro de la propiedad del Verbo Divino. El intendente de Cambyretá, Javier Pereira, acusó a los dirigentes de estar engañando a la gente y de usar inclusive su nombre.

El jefe comunal de Cambyretá denunció una comercialización que ocurre dentro de las invasiones a la finca del Verbo Divino, entre los dirigentes e invasores. “Hasta hubo gente con terrenos propios que lo vendieron para comprar otro dentro de una propiedad invadida, que fueron engañados y hoy no tienen nada”, confirmó Pereira.

Apuntó que entre los dirigentes de los sintechos se encuentran quienes hace muy poco terminaron de cumplir una condena ante la Justicia, y que hay personas que ya participaron de otras invasiones, como las de la Escuela Agrícola San Benito.

Se estima que se tiene un desalojo en puerta ante una invasión de propiedad privada del Verbo Divino.

Alicia Luzko, abogada de la Asociación Cultural Soberbia, del Verbo Divino, informó que todo está en manos de la Justicia, que inició los trámites para organizar y llevar adelante el protocolo que requiere para desalojar a las familias invasoras del lugar.

Dejá tu comentario