Nacionales

Objetivo era tomar de rehén al director de la cárcel de Encarnación

El Ministerio Público sostiene que los miembros del Primer Comando Capital (PCC), que se habían fugado de la cárcel de Encarnación, querían secuestrar en realidad al director del establecimiento penitenciario y no al jefe de seguridad.

Tres miembros del Primer Comando Capital (PCC) se fugaron por algunas horas de la penitenciaría de Encarnación con Miguel Medina, jefe de seguridad del penal como rehén.

Toda la situación generó tensión y una larga negociación para que los reos se entreguen y nadie resulte herido. Al respecto, la fiscala Raquel Bordón dijo que el objetivo real era secuestrar al director de la cárcel de Encarnación, César Garay y no a Medina.

“La intención era tomarle de rehén al director, pero él pudo evitar dicha circunstancia porque tenía un arma de fuego en su despacho y lo utilizó para su defensa”, contó en comunicación con Monumental 1080 AM.

Si bien hubo un intercambio de disparos en ese momento, nadie resultó herido.

Los miembros del PCC se llevaron entonces a Miguel Medina, jefe de seguridad del penal y bajo amenazas lograron fugarse del recinto por el portón principal.

A bordo del vehículo de la propia víctima lograron alejarse 3 kilómetros, pero luego el automóvil quedó varado y terminaron acorralados. En ese lugar inició toda la negociación.

Puede leer más: Disparos intimidatorios siguieron hasta la madrugada en cárcel de Encarnación

Vicente Antonio Leiva Piatti, Jacson Da Silva y Walter Darío Ayala exigieron la presencia de la prensa para garantizar que salieran con vida y otro vehículo para retornar a la penitenciaría.

Bordón mencionó que del poder de los mismos fueron incautados armas de fuego y varios teléfonos celulares, que serán peritados por el Ministerio Público. Indicó que están en plena labor investigativa para dilucidar el caso.

En total, el penal alberga 1.228 reclusos, superando de esa forma su capacidad poblacional, de acuerdo al Ministerio de Justicia. El Centro de Rehabilitación Social (Cereso) solo debería contar con 600 internos.

Según la fiscala, 85 de los internos son miembros del PCC, aunque Justicia incluso lanzó que son 92 integrantes del grupo criminal que se encuentran en esa cárcel y que son considerados peligrosos.

Puede leer más en: Miembros fugados del PCC se entregan

Dejá tu comentario