Política

Obispo duda de la existencia del EPP y critica estado de excepción

Monseñor Melanio Medina, el religioso más cercano al presidente, puso en tela de juicio la existencia del grupo armado que obligó al Gobierno a declarar estado de excepción. Además, criticó la medida especial.

Por Carlos Peralta

A monseñor Mario Melanio Medina, obispo de Misiones y Ñeembucú, le parece "exagerada" la declaración de estado de excepción en cinco departamentos del país ya que a su criterio "no existe" el autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

Medina, un obispo sin pelos en la lengua y férreo defensor del presidente Fernando Lugo, reforzó su tesis señalando que los mismos son sólo "grupos delicuenciales" que se aprovechan de la situación para robar, secuestrar y amedrentar y "que incluso están asociados con los narcotraficantes y narcoganaderos".

El obispo intentó luego minimizar sus afirmaciones señalando que esas son las informaciones que recoge de la gente que vive en el Norte. "Yo creo en ellos, en la gente que me cuenta y vive allá", acotó.

INNECESARIO. Medina participó ayer de la inauguración de la obra de pavimentación de San Juan Bautista, capital Misiones, donde reside.

Recalcó que la movilización de tantos militares y policías en los departamentos del Norte es innecesaria. "No son ejércitos constituidos, sino son grupos que actúan muy bien porque están amparados", aludió al EPP.

Añadió que estos grupos de delincuentes se aprovechan de la situación de desamparo que tienen estos departamentos por la ausencia del Estado, incluso ya desde la época de la dictadura.

"Hay una total ausencia de Estado y mientras tanto se formaron todos estos grupos", explicó, al tiempo de afirmar que "mandar tantos militares y policías aparatosamente no sirve de nada".

Contó Medina, que según las informaciones que recabó de los habitantes del lugar, los delincuentes "están trabajando en la agricultura y en las estancias".

"No son grupos guerrilleros, pero están ideologizados", añadió finalmente.

SE REAFIRMÓ. El obispo se reafirmó en que algunos políticos quieren truncar el proceso de cambio de Fernando Lugo y quieren ocultar sus negociados no aprobando el IRP.

Dijo que muchas personas lo felicitaron por criticar a los políticos de la forma como lo hizo el pasado fin de semana, cuando tildó de "asquerosos" a los parlamentarios. Asimismo, alabó como persona al vicepresidente Federico Franco y lamentó que no haya buena relación en el Ejecutivo.

Dejá tu comentario