Nacionales

Obispo aboga por cambios en educación y salud para no condenar a jóvenes

La Iglesia Católica advirtió durante la homilía de Caacupé que de no adoptar "cambios urgentes y profundos" en el sistema educativo y sanitario se condena el futuro de cientos de miles de jóvenes.

El obispo de Villarrica, monseñor Adalberto Martínez, manifestó en la homilía de este miércoles que la inequidad social y los problemas estructurales por la producción de un modelo de vida de consumo excluyen a los más débiles. Además recordó el informe del Banco Mundial, que dio una mala calificación a la salud y a la educación en Paraguay.

En ese sentido, sostuvo que “si no se adoptan cambios urgentes y profundos en el sistema educativo y sanitario se condenará el futuro de cientos de miles de niños y jóvenes dejando el Paraguay en el atraso”.

El Banco Mundial señaló en su estudio de Índice de Capital Humano (ICH) que en el país existe una brecha de 4,4 años incompletos en el sistema educativo. De acuerdo con el reporte, se espera que los estudiantes hayan completado 11,5 años de educación entre preescolar, primaria y secundaria al llegar a los 18 años. Sin embargo, solo se llega a los 7,1 años debido a la baja calidad de aprendizaje.

Nota relacionada: Banco Mundial estima que en Paraguay se pierden 4,4 años de educación

Por otro lado, monseñor Martínez indicó que el aumento de la violencia y la criminalidad, en lo que tiene que ver con robos, secuestros y asesinatos, se debe en gran parte a la inequidad social, la corrupción e impunidad. Asimismo, afirmó que los grupos armados y la corrupción son una gangrena que afecta a la sociedad.

La Iglesia Católica exhortó a los poderes públicos a “impulsar con coraje” políticas públicas que aseguren la equidad social. Para el obispo de Villarrica, el desarrollo es el nuevo nombre de la paz.

Monseñor Martínez también es obispo de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional.

Nota relacionada: Obispo afirma que la injusticia social es fruto del egoísmo y la corrupción

Los padres de Edelio Morínigo, Obdulia Florenciano y Apolonio Morínigo, estuvieron presentes en la Basílica Menor de Caacupé.

El suboficial está en manos del autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) hace 1.615 días. Igualmente en la misa, Martínez recordó también a Félix Urbieta, que está en cautiverio hace 784 días.

Dejá tu comentario