Mundo

Nuevo sondeo confirma polarización en Brasil entre Bolsonaro y Haddad

De acuerdo con la encuesta divulgada por la firma Datafolha, si las presidenciales fuesen hoy, Bolsonaro y Haddad serían los 2 más votados y tendrían que disputar una segunda vuelta el 28 de octubre.

EFE

RÍO DE JANEIRO - BRASIL

Un nuevo sondeo de intención de voto confirmó ayer la polarización en Brasil de cara a las elecciones presidenciales del 7 de octubre entre el diputado ultraderechista Jair Bolsonaro y el socialista Fernando Haddad, que sucedió al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva en la disputa.

De acuerdo con la encuesta divulgada por la firma Datafolha, si las presidenciales fuesen hoy, Bolsonaro y Haddad serían los dos más votados y tendrían que disputar una segunda vuelta, programada para el 28 de octubre, ya que ninguno obtendría más de la mitad de los votos.

El apoyo al ultraderechista, un defensor de la última dictadura militar en Brasil y polémico por sus insistentes declaraciones machistas, homófobas y racistas, creció dos puntos porcentuales, hasta el 28%. El capitán de la reserva del Ejército, hospitalizado hace 2 semanas tras ser acuchillado en un mitin, está teniendo un respaldo creciente desde hace exactamente un mes, cuando tenía el 22% de la intención de voto en una encuesta similar de Datafolha.

Haddad, por su parte, se confirmó en segunda posición, con 16% de apoyos, tras escalar tres puntos porcentuales desde la encuesta realizada la semana pasada. El ex ministro de Educación y ex alcalde de Sao Paulo está subiendo en las encuestas desde que Lula lo eligió como su sucesor en la disputa presidencial, después de que la Justicia Electoral inhabilitara al ex presidente por estar cumpliendo en la cárcel una condena a 12 años por corrupción ya ratificada en segunda instancia. Antes de que el ex jefe de Estado lo anunciara como su sustituto como candidato por el Partido de los Trabajadores (PT), Haddad tan solo tenía el 4% de intención de voto.

El nuevo sondeo confirmó que, en medio de la polarización que vive el país, Bolsonaro creció más entre los electores de mayor renta y más escolarizados, mientras que Haddad lo hizo entre los más pobres y menos escolarizados. El gran salto del sucesor de Lula fue impulsado por los electores del nordeste de Brasil, la región más pobre del país.

Y en una eventual segunda vuelta entre ambos, la división en 2 se mantiene, ya que Datafolha mostró que ambos estarían empatados con 41%.

Dejá tu comentario