Sucesos

Nuevo motín en la cárcel deja un herido; fue en Concepción

 

Reclusos de la Penitenciaría de Concepción, que serían miembros de la banda criminal Primer Comando Capital (PCC), protagonizaron ayer un violento amotinamiento con toma de rehenes de cinco guardiacárceles por varias horas. Este es el segundo motín llevado a cabo por presos sindicados como soldados del mencionado grupo criminal brasileño, realizado en menos de 5 días en penales del país. El anterior fue en Coronel Oviedo.

La Policía tomó intervención en el lugar para rescatar a los funcionarios penitenciarios. Uno de los guardias resultó gravemente herido, con dos estocadas, una en la clavícula y otra en el pecho. El motín se produjo en el Pabellón F. El guardiacárcel Luis Aveiro fue asistido en el Hospital Regional y posteriormente, derivado a la capital del país, debido a la complejidad de la heridas sufridas.

Heridos. Quince convictos fueron heridos con balines de goma durante la intervención de los antimotines. Uno de los reos, Mauricio Araújo se llevó la peor parte y fue derivado a un hospital de la zona.

Los otros funcionarios penitenciarios que fueron tomados por la turba de internos son: Carlos Ojeda, Manuel Farias, Casiano Moraes y David Cardozo Torres. Todos ellos lograron salir ilesos.

traslado. El fiscal interviniente, Carlomagno Alvarenga, mencionó que el pasado sábado un grupo de seis internos identificados como soldados del PCC amenazaron a los guardiarcárceles con matarlos y alertaron que el motín en dicho penal iba ser más violento del ocurrido el jueves pasado en la Penitenciaría de Coronel Oviedo.

Esto, ya que los 6 internos del PCC debían ser trasladados hoy a otras penitenciarías del país. Por ello, ayer, en horas de la mañana, se realizó una cateo en el Pabellón F, donde fueron requisadas varias armas blancas de fabricación casera y otros objetos contundentes.

Ya en horas de la tarde, los reclusos iniciaron el motín y tomaron como rehenes a los guardiascárceles a quienes lo amenazaron de muerte, incuso a sus familiares. “Con la sangre de los heridos escribieron por la pared PCC y lo que sería códigos entre ellos”, explicó el fiscal.

Dejá tu comentario