Política

Nueva chicana para separar a fiscala del caso Cuevas

 

Apenas acababa de recibir la notificación sobre la resolución que la reponía en la investigación al presidente de la Cámara de Diputados Miguel Cuevas, la fiscala Josefina Aghemo fue nuevamente recusada.

Esta vez, la esposa del diputado colorado, Nancy de Jesús Florentín de Cuevas, también investigada, fue quien presentó la recusación alegando “falta de objetividad” por parte de la representante del Ministerio Público.

La primera recusación fue planteada en enero pasado por los abogados de Cuevas, Cecilia Pérez Rivas y Javier Timoteo González. Por ese motivo, la fiscala Irma Llano fue puesta al frente de la causa.

La recusación fue rechazada posteriormente pero la defensa del legislador abdista solicitó un pedido de aclaratoria, que la sala penal de la Corte Suprema de Justicia resolvió también rechazar el 25 de marzo pasado.

Sin embargo, cuando la fiscala recién recibía la notificación de que debía retomar la causa, la esposa del parlamentario presentó el 28 de marzo una nueva recusación. Por tanto, Llano sigue en el caso mientras se estudia el recurso dilatorio y se confirma o no a Aghemo.

La defensa de Cuevas y Florentín busca mediante estas chicanas evitar a toda costa que la fiscala tome intervención en la investigación.

El caso. El oficialista Miguel Cuevas está siendo investigado, aunque no imputado, por enriquecimiento ilícito y lesión de confianza por supuestas irregularidades durante su gestión como gobernador del departamento de Paraguarí (2013-2017).

Según la denuncia presentada por el concejal de Ybycuí, Ezequiel Cáceres, el entonces gobernador de Añetete incurrió en el año 2016 en una malversación de G. 1.200 millones en concepto de combustibles, emitiendo órdenes de trabajo para vehículos en desuso, guardados en un depósito.

Por su parte, Nancy Florentín es investigada por cobro indebido de honorarios dentro de la misma causa. Por tanto, los bienes de ambos están bajo pesquisa, sobre todo los inmuebles lujosos asentados en la ciudad del Sapucái.

Esta investigación fue ampliada recientemente luego de que Carlos Acosta denunciara a Cuevas por producción de documentos no auténticos. Supuestamente, durante su administración como gobernador hizo figurar a Acosta en órdenes de trabajo como chofer de un tractor en desuso desde 2011.

El trabajador fue chofer de la Escuela Agrícola de Ybycuí pero dejó el puesto en 2007 por problemas de salud.

Dejá tu comentario