Opinión

Nosotros lo veremos por tevé

Brigitte Colmán – @lakolman

Brigitte ColmánPor Brigitte Colmán

Del próximo jueves 14 de junio al domingo 15 de julio los paraguayos vamos a ser espectadores de segunda. El Mundial de Rusia va a estar huérfano de la Albirroja, y todos nosotros vamos a asistir a la competencia por la televisión.

Este es el segundo Mundial al hilo en el que nuestra Selección estará ausente. Primero fue acá al lado, en Brasil, y ahora en Rusia.

Pero, pese a todo, vemos que un montonazo de periodistas viajaron para hacer la cobertura del campeonato mundial. Supongo que es uno de esos trabajos soñados, lo mismo que ser dirigente de fútbol y poder ir al Mundial, aunque tu selección no tenga ni siquiera DT.

Raramente, en un país en donde nos encanta buscar culpables para todo, en este tema parece que a nadie le molesta mucho que Miguelito Almirón, Willy Mendieta, Néstor Camacho, Rodrigo Rojas y el Demonio Bareiro no puedan exhibirse en la vidriera mundial del fútbol. A estas alturas ya nadie parece recordar los consecutivos fracasos a nivel de la Selección Nacional; y mientras tanto, los dirigentes como si nada...

En la antigua tradición del ñembotavy, la dirigencia de la APF es igualita a Cartes, cuando hizo mutis por el foro en cuanto a la complicadísima situación de su hermano del alma, Messer. No dijo ni una sola palabra, y con su terco silencio nos insultó a todos los paraguayos. Pero bueno, por fin se va en unos meses.

Los que no se van son los de la APF, gente de lo más incapaz para asumir sus responsabilidades en la debacle de nuestra Selección, y por culpa de ellos, el Mundial lo veremos por tevé.

Supongo que son tan malos que ni siquiera tienen en cuenta de lo que nos están privando. Nos roban la ilusión de ver a la Albirroja ganar algún partido, las tiendas venden menos televisores, los bares, reúnen menos gente durante los partidos, los supermercados venderán menos costillas y vacíos, sin mencionar el hecho comprobadísimo de que lo único que nos une de verdad a los paraguayos y a las paraguayas es la camiseta de la Albirró.

Paraguay estuvo ausente mucho tiempo de los Mundiales, pero desde que regresó, 20 años después, exactamente al Mundial México 1986 (según Wikipedia), tuvo una buena racha: Francia 1998, Corea y Japón 2002, Alemania 2006 y Sudáfrica 2010.

Este último fue particularmente inolvidable, pues por primera vez en la historia logramos pasar a cuartos de final. Tampoco lo podemos olvidar jamás, porque es el Mundial en el que nos faltaron Salvador Cabañas y el gol de penal de Tacuara.

No hay político alguno en el país que nos brinde la alegría que nos dan nuestros ídolos del fútbol, y solo estos son capaces de juntar en un mismo sentimiento a gente dispar, y por encima de cualquier etiqueta de clase social e ideología. Aunque haya quien afirme que si Marx hubiese nacido un siglo más tarde, el denominado opio del pueblo sería el fútbol.

Y sí, ya sabemos que hay grandes temas nacionales que deberían ser prioridad. Pero es que la ausencia de nuestra Selección en el Mundial es una derrota. Tan importante como otras que a diario nos apachurran el ánimo.

Pan y circo, también dicen por ahí. Cuesta ganarse el pan y encima nos dejan sin un poco de circo.

Al final, todo es una gran metáfora del país en que vivimos, nadie se hace cargo de este Titanic que va a pique.

Dejá tu comentario